RESOLUCIÓN DE LA PRESIDENTA DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

DE 18 DE DICIEMBRE DE 2009
CASO EL AMPARO VS. VENEZUELA
SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIAS

VISTO:
1.
La Sentencia de fondo dictada por la Corte Interamericana de Derechos
Humanos (en adelante “la Corte”, “la Corte Interamericana” o “el Tribunal”) el 18 de
enero de 1995.
2.
La Sentencia de reparaciones dictada por la Corte el 14 de septiembre de
1996, mediante la cual:
1.
Fij[ó] en US$722.332,20 el total de las indemnizaciones debidas a los familiares
de las víctimas y a las víctimas sobrevivientes a que se refiere este caso. Este pago
deb[ía] ser hecho por el Estado de Venezuela en el plazo de seis meses a contar de la
fecha de notificación de la […] sentencia […].
2.

Orden[ó] el establecimiento de fideicomisos según lo previsto en [la] Sentencia.

3.
Decid[ió] que el Estado de Venezuela no podr[ía] gravar con impuesto alguno el
pago de las indemnizaciones.
4.
Decid[ió] que el Estado de Venezuela est[aba] obligado a continuar las
investigaciones de los hechos a que se refiere este caso y sancionar a quienes resulten
responsables.
5.
Declar[ó] que no proced[ían] las reparaciones no pecuniarias ni
pronunciamiento alguno sobre la conformidad del Código de Justicia Militar y los
reglamentos e instrucciones castrenses con la Convención Americana sobre Derechos
Humanos.
6.
Res[olvió] que supervisar[ía] el cumplimiento de [la] sentencia y sólo después
dar[ía] por concluido el caso.
7.

Declar[ó] que no hay condena en costas.

3.
La Resolución del Tribunal de 28 de noviembre de 2002, en la que consideró
que la República Bolivariana de Venezuela (en adelante “el Estado” o “Venezuela”)
“ha[bía] pagado las indemnizaciones debidas”, pero que “los intereses adeudados en

Select target paragraph3