consideración las observaciones presentadas por las partes en ejercicio de su derecho de
defensa1.
10. De manera que, en atención a los principios de economía y celeridad procesales, esta
Presidencia considera oportuno incorporar al acervo probatorio del presente caso, en lo que
resulten pertinentes, los peritajes rendidos por Alberto Bovino en los casos Mendoza y otros
Vs. Argentina y Amhrein y otros Vs. Costa Rica, ya que podrían resultar útiles para la
resolución del presente caso. El Estado y los representantes podrán presentar las
observaciones que estimen pertinentes a dichos peritajes a más tardar con sus alegatos u
observaciones finales escritos.
B. La solicitud de la Comisión para formular preguntas a los peritos ofrecidos por
los representantes
11. La Comisión solicitó qué, en virtud de lo establecido en el artículo 52.3 del Reglamento
de la Corte, el cual debe leerse conjuntamente con lo señalado con el artículo 50.5 del mismo
Reglamento, se otorgue la oportunidad verbal o escrita de formular preguntas, en la medida
de lo relevante y razonable, a los peritos ofrecidos por los representantes Fernando de la Rúa
y Oscar Dimas Agüero. La Comisión argumentó que su petición se sustenta en que el objeto
de dichos peritajes se relaciona tanto con el orden público como con la materia sobre la que
versa el peritaje de Alberto Bovino ofrecido en calidad de traslado.
12. En relación con dicha solicitud, el Presidente recuerda las limitaciones establecidas en el
Reglamento en cuanto a la recepción de declaraciones propuestas por la Comisión, así como
en la facultad de la misma para interrogar a los declarantes ofrecidos por las demás partes 2.
En particular, es pertinente recordar que el artículo 50.5 del Reglamento establece que “[l]as
presuntas víctimas o sus representantes, el Estado demandado y, en su caso, el Estado
demandante podrán formular preguntas por escrito a los declarantes ofrecidos por la
contraparte y, en su caso, por la Comisión, que hayan sido llamados a prestar declaración
ante fedatario público (affidávit)”. Este artículo debe ser leído en conjunto con el artículo 52.3
del Reglamento, que prevé la posibilidad de que la Comisión interrogue a los peritos
declarantes presentados por las demás partes, “si la Corte lo autoriza a solicitud fundada de
la Comisión, cuando se afecte de manera relevante el orden público interamericano de los
derechos humanos y su declaración verse sobre alguna materia contenida en un peritaje
ofrecido por la Comisión”. De modo tal, que le corresponde a la Comisión fundamentar en
cada caso cuál es la vinculación tanto con el orden público interamericano como con la materia
sobre la que verse un peritaje ofrecido por la misma, para que la Corte o su Presidencia pueda
evaluar la solicitud oportunamente y, si corresponde, autorizar la posibilidad de que la
Comisión haga su interrogatorio.
13. En relación con lo anterior, el Presidente observa que la Comisión basó su solicitud en
“la importancia de permitir que las declaraciones periciales que se relacionan entre sí ofrezcan
una variedad de perspectivas –distintas o complementarias- sobre los temas que pretenden
desarrollar, a fin de enriquecer los elementos de información con los cuales contará el Tribunal
Cfr. Caso Pacheco Tineo Vs. Bolivia. Resolución del Presidente de la Corte Interamericana de Derechos
Humanos de 19 de febrero de 2013, Considerando 54, y Caso Rodríguez Revolorio y otros Vs. Guatemala.
Convocatoria a audiencia. Resolución del Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 15 de
febrero de 2019, Considerando 25.
1

Cfr. Caso González Medina y Familiares vs. República Dominicana. Resolución del Presidente de la Corte
Interamericana de Derechos Humanos de 3 de junio de 2011, Considerando 44, y Caso Atala Riffo e hijas Vs. Chile.
Convocatoria a audiencia. Resolución del Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 7 de julio
de 2011, Considerando 25.
2

3

Select target paragraph3