Resolución de la
Corte Interamericana de Derechos Humanos
de 26 de mayo de 2010
Medidas Provisionales
Respecto de los Estados Unidos Mexicanos
Asunto Alvarado Reyes y otros

VISTO:
1.
El escrito de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la
Comisión Interamericana” o “la Comisión”) de 13 de mayo de 2010 y sus anexos,
mediante los cuales sometió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en
adelante “la Corte Interamericana”, “la Corte” o “el Tribunal”) una solicitud de medidas
provisionales, de conformidad con los artículos 63.2 de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos (en adelante “la Convención Americana” o “la Convención”) y 27
del Reglamento de la Corte (en adelante “el Reglamento”), con el propósito de que los
Estados Unidos Mexicanos (en adelante “el Estado” o “México”) proteja la vida e
integridad personal de Rocío Irene Alvarado Reyes, Nitza Paola Alvarado Espinoza y
José Ángel Alvarado Herrera (en adelante “Rocío”, “Nitza” y “José”).
2.
Los supuestos hechos en que se fundamenta la solicitud de medidas
provisionales presentada por la Comisión, a saber:
a)
el 29 de diciembre de 2009 Rocío, Nitza y José habrían sido detenidos
sin orden de arresto por miembros del Ejército mexicano en la comunidad ejidal
de Benito Juárez, ubicada en el Municipio de Buenaventura, Estado de
Chihuahua, fecha desde la cual se desconoce su paradero y no han sido
presentados ante autoridad competente. Aproximadamente a las 8:00 p.m. diez
militares uniformados y armados descendieron de dos vehículos frente al
domicilio de familiares de la esposa de José y bajaron a la fuerza a José y su
prima Nitza de la camioneta en que se encontraban, los subieron a los referidos
vehículos y se fueron. Horas después, militares y policías regresaron y se
llevaron la camioneta. Ese mismo día, militares entraron violentamente al
domicilio de la madre de Rocío, llevándose a esta última detenida;

Select target paragraph3