4 i. “[s]e me seguía constantemente por otros coches, lo que me obligó a seguir estrategias de nunca tomar el mismo camino a casa y de estar en constante tensión al respecto”; ii. “[s]e me tomaban fotos fuera del periódico por agentes que reconocía de la procuraduría”; iii. “[s]e me enviaban correos electrónicos en los que se me decía que sabían todo de mi, que tenían fotos mías. Que ellos eran los asesinos de las mujeres y que sabían donde estaba yo”; y iv. “[r]ealizaban llamadas a mi madre, preguntando información personal sobre mí, aduciendo ser revistas u otras empresas que en realidad no existían”.  Que en su momento “report[ó] dichas amenazas e intimidaciones a [sus] superiores en el periódico”, sin embargo “[sus] superiores no realizaron ninguna acción para [su] protección” alegando que “lo único que se podía hacer era denunciar ante las autoridades, pero ellos sabían que eran las propias autoridades quienes realizaban esas amenazas e intimidaciones”, lo cual “provocó una situación de gran soledad y desprotección en [ella] y hacia [su] trabajo”;  Que las autoridades “comenzaron a difundir falsedades sobre [su] persona con compañeros que estaban como fuente con dichas autoridades, se comenzó a decir que la información que [ella] publicaba no era verdadera y que en realidad eran asuntos que asumía [p]or venganzas […] o por complicidad personal con las madres de las víctimas, pero que en realidad no era capaz de producir información objetiva”;  Que “la permisividad e interés por publicar [sus] notas sobre violencia contra las mujeres se realizó sólo en un período de tiempo en el que coincidentemente había una tensa relación entre el medio y el gobierno del Estado” y que “[su] salida de los medios y veto a [su] trabajo coincide también cuando esa tensión logra negociarse y [su] trabajo por cubrir notas en torno a la violencia contra las mujeres no sólo ya no se ve como importante sino que se asume peligroso para el gobierno, los empresarios y para la ciudad”;  Que “[e]n el último año no sólo se mantenían constantes las intimidaciones” sino que “también dentro del periódico se comenzó a marginar[la]”;  Que en un segundo momento, “que es el vigente, [le] ha producido una situación de grave inestabilidad que atenta contra [su] integridad física y psicológica, así como la de [su] familia”;  Que ahora “[le] es imposible seguir en [su] ciudad, Ciudad Juárez, principalmente por el daño que se hizo en [su] vida profesional, pero también porque la situación de extrema violencia e inseguridad de la ciudad permiten la realización de actos violentos indiscriminados contra la población civil –allanamiento de casas por el ejército, detenciones arbitrarias, tortura, presunción de asesinato por el Ej[é]rcito Mexicano” lo cual “revive un riesgo fundado e inminente para [ella], pues desde agosto de 2006 no h[a] vuelto a aparecer

Select target paragraph3