2 7. El escrito de 14 de noviembre de 2008, mediante el cual la República del Perú (en adelante “el Estado” o “Perú”) informó sobre el estado del cumplimiento de la Sentencia de reparaciones emitida en el presente caso. 8. La comunicación de 5 de diciembre de 2008, mediante la cual el señor Gustavo Adolfo Cesti Hurtado, víctima en el presente caso, solicitó al Tribunal celebrar una audiencia sobre la supervisión del cumplimiento de la Sentencia de reparaciones (supra Visto 3), así como el escrito de 29 de diciembre de 2008, mediante el cual el señor Gustavo Adolfo Cesti Hurtado presentó sus observaciones al informe remitido por el Estado (supra Visto 7) y reiteró al Tribunal su solicitud para la realización de una audiencia. 9. El escrito de 20 de enero de 2009, mediante el cual la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión” o “la Comisión Interamericana”) presentó sus observaciones al informe remitido por el Estado (supra Visto 7). 10. La audiencia privada celebrada por la Corte en su sede en San José, Costa Rica, el 1 de febrero de 20101. CONSIDERANDO QUE: 1. Es una facultad inherente a las funciones jurisdiccionales de la Corte el supervisar el cumplimiento de sus decisiones. 2. El Perú es Estado Parte en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante “la Convención Americana” o “la Convención”) desde el 28 de julio de 1978 y reconoció la competencia contenciosa de la Corte el 21 de enero de 1981. 3. El artículo 68.1 de la Convención Americana estipula que “[l]os Estados Partes en la Convención se comprometen a cumplir la decisión de la Corte en todo caso en que sean partes”. Las obligaciones convencionales de los Estados Partes vinculan a todos los poderes o funciones del Estado2. 4. En virtud del carácter definitivo e inapelable de las sentencias de la Corte, según lo establecido en el artículo 67 de la Convención Americana, éstas deben ser prontamente cumplidas por el Estado en forma íntegra. 1 De conformidad con el artículo 6.2 del Reglamento, la Corte celebró la audiencia con una comisión de Jueces integrada por: Juez Manuel Ventura Robles, Jueza Margarette May Macaulay, Jueza Rhadys Abreu Blondet y Juez Eduardo Vio Grossi. A esta audiencia comparecieron: por la Comisión Interamericana, Lilly Ching y Silvia Serrano; el señor Gustavo Adolfo Cesti Hurtado; por los representantes, los doctores Alberto Borea Odría y Julio Silva Santiesteban, y la señora Carmen Cardó de Cesti, y por el Estado, las doctoras Delia Muñoz y Erika Ramos, los doctores César San Martín y Stephen Haas, el Embajador Moisés Tambini del Valle, el señor Gustavo Lembcke, Ministro de la Embajada del Perú en Costa Rica, y el señor David Tejada, Primer Secretario de la Embajada del Perú en Costa Rica. 2 Cfr. Caso Baena Ricardo y Otros Vs. Panamá. Competencia. Sentencia de 28 de noviembre de 2003, Serie C No. 104, párr. 60; Caso La Cantuta Vs. Perú. Supervisión de Cumplimiento de Sentencia. Resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 20 de noviembre de 2009, Considerando quinto, y Caso Cantoral Benavides Vs. Perú. Supervisión de Cumplimiento de Sentencia. Resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 20 de noviembre de 2009, Considerando quinto.

Select target paragraph3