RESOLUCIÓN DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
DE 31 DE AGOSTO DE 2017
CASO MASACRES DE EL MOZOTE Y LUGARES ALEDAÑOS VS. EL SALVADOR
SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA
VISTO:
1.
La Sentencia de fondo, reparaciones y costas (en adelante “la Sentencia”) dictada por
la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte Interamericana”, “la
Corte” o “el Tribunal”) el 25 de octubre de 20121. El caso se refirió a las violaciones a
derechos humanos perpetradas por la Fuerza Armada salvadoreña en las masacres
cometidas del 11 al 13 de diciembre de 1981 en el caserío de El Mozote y otros lugares
aledaños, en el Departamento de Morazán, en el marco del conflicto armado interno
salvadoreño. En dichas masacres murieron más de mil personas2, en su mayoría niñas y
niños. Igualmente, se refirió a la aprobación de una ley de amnistía y su posterior aplicación
judicial a la investigación penal del presente caso de forma contraria a la obligación
internacional del Estado de investigar graves violaciones a derechos humanos. La Corte
declaró responsable internacionalmente a la República de El Salvador (en adelante “el
Estado” o “El Salvador”) por la violación, entre otros, de los derechos a la vida, a la
integridad personal, a la propiedad privada y a la libertad personal en perjuicio de víctimas
ejecutadas; por la violación de la prohibición de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos
o degradantes, así como por la violación del derecho a la vida privada, en perjuicio de las
mujeres que fueron víctimas de violaciones sexuales en el caserío El Mozote; por la
violación de los derechos a la integridad personal, a la vida privada y el domicilio, y a la
propiedad privada en perjuicio de las víctimas sobrevivientes de las masacres; por la
violación del derecho de circulación y de residencia, en perjuicio de personas que fueron
forzadas a desplazarse dentro de El Salvador y hacia la República de Honduras; por la
violación de los derechos a la integridad personal y a la propiedad privada en perjuicio de
familiares de las víctimas ejecutadas; por la violación de los derechos a las garantías
judiciales y a la protección judicial, así como por el incumplimiento de las obligaciones
establecidas en los artículos 1, 6 y 8 de la Convención Interamericana para Prevenir y
Sancionar la Tortura y 7.b de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y
Erradicar la Violencia contra la Mujer (“Convención de Belém do Pará”), en perjuicio de
víctimas sobrevivientes de las masacres, así como de familiares de las víctimas ejecutadas.
El Salvador efectuó una aceptación total de los hechos que configuraron las violaciones
antes indicadas. El Tribunal estableció que su Sentencia constituye por sí misma una forma
de reparación y, adicionalmente, ordenó al Estado determinadas medidas de reparación
(infra Considerando 1).
1

Cfr. Caso Masacres de El Mozote y lugares aledaños Vs. El Salvador. Fondo, Reparaciones y Costas.
Sentencia de 25 de octubre de 2012. Serie C No. 252. El texto íntegro de la Sentencia se encuentra disponible en:
http://corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_252_esp.pdf. La Sentencia fue notificada al Estado el 10 de
diciembre de 2012.
2
Según los listados de víctimas confeccionados por la Oficina de Tutela Legal del Arzobispado de San
Salvador. Conforme al punto resolutivo segundo de la Sentencia, el Estado debe continuar con la puesta en
funcionamiento de un Registro Único de Víctimas y Familiares de Víctimas de Graves Violaciones de Derechos
Humanos durante la Masacre de El Mozote. Cfr. Caso Masacres de El Mozote y lugares aledaños Vs. El Salvador,
supra nota 1, párrs. 97, 105, 109, 112, 116, 121 y punto resolutivo segundo.

Select target paragraph3