2
8.
La comunicación del Estado de 22 de enero de 2018, en la que solicitó a la Corte la
remoción de dos de los declarantes propuestos en su lista definitiva de 15 de enero de 2018;
9.
La Resolución del entonces Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de
14 de diciembre de 2017 sobre el Fondo de Asistencia Legal de Víctimas, mediante la cual declaró
procedente la solicitud de las presuntas víctimas de acogerse a este último3, y
10.
El escrito de 23 de febrero de 2018, mediante el cual el señor Carlos Rodríguez Ulloa, perito
propuesto por el Estado, remitió sus observaciones a la recusación presentada en su contra por las
representantes.
CONSIDERANDO QUE:
A. En cuanto a reiteración y desistimiento de declaraciones ofrecidas,
11.
El Estado no reiteró, en su lista definitiva de declarantes, el ofrecimiento de la declaración
testimonial a cargo de la señora Damaris Baglietto Hernández y además, en su escrito de 22 de
enero de 2018, se desistió de las declaraciones testimoniales de Emiliano López Pedraza y Avelina
Morales Guzmán;
B. En lo referente a admisibilidad de las declaraciones testimoniales ofrecidas
por las representantes,
12.
El Estado presentó observaciones acerca de la admisibilidad de las declaraciones
testimoniales de Luz Estela Castro Rodríguez; Martín Solís Bustamante; Siria Solís Solís; Joaquín
Solorio Urrutia, y Salomón Baltazar Samayoa ofrecidas por las representantes;
i. En lo pertinente al testimonio de la señora Luz Estela Castro Rodríguez,
13.
Respecto de la señora Luz Estela Castro Rodríguez, las representantes manifestaron que su
declaración testimonial tendría por objeto referirse “a las distintas gestiones para la búsqueda de
justicia, la protección de las familias así como de la obstrucción de elementos militares para
garantizar la verdad y justicia en el caso”;
14.
Por su parte, el Estado consideró “que la designación de […] Luz Estela [Castro Rodríguez]
como testigo sería impropia y carecería de valor probatorio, en virtud de que […] su testimonio se
encontraría sesgado por juicios de valor que adquirió como representante de las víctimas”,
alegando que dicha prueba testimonial “perdería objetividad y relevancia como valor probatorio, en
razón de que en gran parte del procedimiento seguido ante el Sistema Interamericano, la entonces
representante de las víctimas, impulsó acciones de acuerdo con los intereses de los hoy
peticionarios, de modo que, su calidad de testigo se subsumiría a su calidad de representante, y
consecuentemente no aportaría un criterio objetivo sin juicios de valor sobre los hechos bajo
análisis”, por todo lo cual, finalmente, solicitó al Tribunal que “desestime e inadmita [dicha
declaración] testimonial”;
15.
Sobre este particular, se debe tener presente, por una parte, que, “en anteriores
oportunidades la Corte ha considerado que la participación de una persona en el trámite de un caso
como representante de la Comisión, de las presuntas víctimas o del Estado es impropio a la calidad
de testigo en el proceso en razón de la incompatibilidad con respecto a su previa intervención en

3

Cfr. Resolución del Presidente de la Corte Interamericana de 14 de diciembre de 2017, disponible en:
http://www.corteidh.or.cr/docs/asuntos/alvaradoes_fv_17.pdf

Select target paragraph3