12 de febrero de 2016
REF.:

Caso No. 12.896
Hermanos Ramírez y familia
Guatemala

Señor Secretario:
Tengo el agrado de dirigirme a usted en nombre de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
con el objeto de someter a la jurisdicción de la Honorable Corte Interamericana de Derechos Humanos, el caso
12.896 – Hermanos Ramírez y familia respecto de la República de Guatemala (en adelante “el Estado”, “el
Estado guatemalteco” o “Guatemala”).
El caso se relaciona con una serie de violaciones a la Convención Americana sobre Derechos Humanos
que tuvieron lugar en el proceso de adopción internacional mediante trámite notarial de los niños Osmín
Ricardo Tobar Ramírez y J.R., de siete y dos años de edad respectivamente, en el mes de junio de 1998, tras la
institucionalización de los dos hermanos desde el 9 de enero de 1997 y la posterior declaratoria de un supuesto
estado de abandono. En su informe de fondo la Comisión determinó que no le correspondía pronunciarse sobre
la alegada situación de abandono de los niños ni sobre la procedencia o no de su adopción. La Comisión fue
explícita en indicar que el análisis al que estaba llamada era el relativo al cumplimiento de las obligaciones del
Estado bajo la Convención Americana en el marco tanto del proceso de declaratoria del estado de abandono
como en el proceso de adopción internacional, a la luz de los estándares internacionales al respecto.
La Comisión concluyó que tanto la decisión inicial de institucionalización como la declaratoria judicial
del estado de abandono no cumplieron con las obligaciones sustantivas y procesales mínimas para poder ser
consideradas acordes con la Convención Americana. Específicamente, la Comisión determinó que: i) no se
realizó una investigación inmediata de la situación desde el momento de recepción de la denuncia anónima
sobre la alegada situación de abandono de los hermanos Ramírez; ii) tras la visita a los niños se dispuso
automáticamente su institucionalización en el Hogar Asociación sin referencia alguna a la posibilidad de
adoptar medidas de apoyo a la madre o a la posibilidad de buscar al padre o a la familia ampliada para su
cuidado; iii) a lo largo de todo el proceso se verificó una omisión generalizada en buscar alternativas menos
lesivas a la institucionalización y posterior adopción; iv) desde la visita al domicilio de la señora Ramírez hasta la
declaración de estado de abandono de sus dos hijos, se presentaron numerosas irregularidades y omisiones
probatorias. Dentro de las mismas se destacan la ausencia de consulta a Osmín Ricardo Tobar Ramírez sobre su
situación y la de su hermano, la falta de consideración de los alegatos de la señora Ramírez una vez se apersonó
al Juzgado para solicitar la entrega de sus hijos, la existencia de falencias en los informes de la Procuraduría
sobre la situación de los niños y la delegación al Hogar Asociación para que realizara los estudios sociales
respectivos sin garantías de independencia ni idoneidad, lo cual se vio reflejado en las motivaciones y
conclusiones de los referidos estudios.

Señor
Pablo Saavedra Alessandri, Secretario
Corte Interamericana de Derechos Humanos
Apartado 6906-1000, San José, Costa Rica

Select target paragraph3