RESOLUCIÓN DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 1
DE 18 DE NOVIEMBRE DE 2015
SOLICITUD DE MEDIDAS PROVISIONALES
RESPECTO DE LA REPÚBLICA DE COSTA RICA
ASUNTO ROJAS MADRIGAL EN RELACIÓN CON
EL CASO AMRHEIN Y OTROS VS. COSTA RICA
VISTO:
1.
El escrito de sometimiento de 28 de noviembre de 2014, mediante
Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la
Interamericana” o “la Comisión”) presentó a la Corte Interamericana de
Humanos (en adelante “la Corte” o “el Tribunal”) el Caso Amrhein y otros
Rica.

el cual la
Comisión
Derechos
Vs. Costa

2.
El escrito de 8 de julio de 2015, mediante el cual el señor Rafael Antonio Rojas
Madrigal sometió a la Corte una solicitud de medidas provisionales, de conformidad
con los artículos 63.2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en
adelante “la Convención Americana” o “la Convención”) y 27 del Reglamento de la
Corte (en adelante “el Reglamento”), con el propósito de que este Tribunal: i)
garantice su integridad física, ya que la República de Costa Rica (en adelante “Costa
Rica” o “el Estado”) “no [l]e est[á] brindado asistencia médica, lo que pone en peligro
[su] salud”; ii) “determin[e] la incapacidad” de los Centros Penales llamados Centros
de Atención Institucional (en adelante “C.A.I.”) “para atender sus necesidades
médicas” y ordene que se le ubique en un Centro Penal Semi-Institucional “de forma
cerrada, sin salidas al exterior[,] orden[á]ndos[e] darle prioridad a la atención
médica”, y iii) ordene “al Hospital competente realizar de forma inmediata las
operaciones necesarias”.
3.
Los alegados hechos sobre los cuales el señor Rojas Madrigal fundamentó su
solicitud de medidas provisionales son los siguientes:
a) Es un adulto de 60 años de edad quien actualmente se encuentra privado de
libertad en el C.A.I. La Reforma y posee múltiples enfermedades terminales, las
cuales desde el 2006 no han sido diagnosticadas ni tratadas, entre ellas,
diabetes, hemorroides, VIH, pérdida casi total de la visión, pérdida severa de la
audición, pérdida total de la dentadura, fuertes dolores en la cabeza, pérdida
parcial del equilibrio, sangrados rectales y sudoración excesiva. Se le habrían
realizado decenas de pruebas de laboratorio relacionadas con su posible diabetes
y no conoce sus resultados. Además, entre los años 2007 y 2008 le “empezó a
crecer y doler una hernia umbilical”;
b) En diversas oportunidades ha presentado recursos de amparo ante la Sala
Constitucional de la Corte Suprema de Justicia debido a la falta de atención
médica, la cual ha recibido solo cuando ha presentado dichos recursos;
c) Considera que en el área médica del Sistema Penitenciario le recetan
medicamentos “hipotéticamente”, ya que “no [lo] ha visto un médico especialista

1
De conformidad con el artículo 19.1 del Reglamento de la Corte aplicable al presente caso, el Juez Manuel
Ventura Robles, de nacionalidad costarricense, no participó en la deliberación de esta Resolución.

Select target paragraph3