RESOLUCIÓN DEL PRESIDENTE DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
DE 24 DE JUNIO DE 2015
CASO QUISPIALAYA VILCAPOMA VS. PERÚ

VISTO:
1.
El escrito de sometimiento del caso y el Informe de Fondo de la Comisión
Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión Interamericana” o “la
Comisión”), el escrito de solicitudes, argumentos y pruebas (en adelante “el escrito de
solicitudes y argumentos”) de las representantes de las presuntas víctimas1 (en adelante
“las representantes”), y el escrito de contestación al sometimiento del caso y de
observaciones al escrito de solicitudes, argumentos y pruebas (en adelante “el escrito de
contestación”) de la República del Perú (en adelante “Perú” o “el Estado”).
2.
Las listas definitivas de declarantes presentadas por el Estado, las representantes y
la Comisión y las observaciones correspondientes a dichas listas.
CONSIDERANDO QUE:
1.
Perú es Estado Parte en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en
adelante “Convención Americana” o “Convención”) desde el 12 de julio de 1978 y reconoció
la competencia contenciosa de la Corte el 21 de enero de 1981.
2.
El ofrecimiento y la admisión de la prueba, así como la citación de presuntas
víctimas, testigos y peritos, se encuentran regulados en los artículos 35.1.f, 40.2.c, 41.1.c,
46 a 50, 52.3, 57 y 58 del Reglamento de la Corte (en adelante “el Reglamento”).
3.
La Comisión ofreció como prueba un dictamen pericial, los representantes ofrecieron
las declaraciones de dos presuntas víctimas y un dictamen pericial, y el Estado ofreció una
declaración testimonial y dos declaraciones periciales.
4.
El Estado objetó la prueba pericial ofrecida por la Comisión Interamericana; objetó
las declaraciones de las dos presuntas víctimas, y objetó y recusó a la perito propuesta por
las representantes. Las representantes recusaron a una perito propuesta por el Estado. La
Comisión Interamericana no presentó observaciones.
5.
En cuanto a la declaración testimonial y a la prueba pericial ofrecidas por Perú que
no han sido objetadas, esta Presidencia considera conveniente recabar dichas pruebas. El
objeto de esta declaración testimonial y del dictamen pericial y la modalidad en que serán
recibidos se determinan en la parte resolutiva de esta decisión (infra punto resolutivo 4).
6.
A continuación, el Presidente examinará en forma particular: A) la admisibilidad de
las declaraciones de las presuntas víctimas y de la prueba pericial ofrecidas por las
representantes; B) la admisibilidad de la prueba pericial ofrecida por la Comisión; C) la
1

En el presente caso, las presuntas víctimas están representadas por la organización Comisión de Derechos
Humanos (COMISEDH).

Select target paragraph3