7 de febrero de 2019
REF.:

Caso No. 12.678
Paola del Rosario Guzmán Albarracín y familiares
Ecuador

Señor Secretario:
Tengo el agrado de dirigirme a usted en nombre de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
con el objeto de someter a la jurisdicción de la Honorable Corte Interamericana de Derechos Humanos, el caso
12.678 – Paola del Rosario Guzmán Albarracín y familiares, respecto del Estado de Ecuador (en adelante “el
Estado”, “el Estado ecuatoriano” o “Ecuador”).
El caso se relaciona con la responsabilidad internacional del Estado de Ecuador por la violencia sexual
sufrida por Paola del Rosario Guzmán Albarracin, entre los 14 y los 16 años de edad y su posterior suicidio a la
edad de 16 años. La Comisión concluyó que la niña Paola del Rosario Guzmán Albarracín fue víctima de violencia
en su condición de mujer y niña, incluyendo violencia sexual, por parte de Bolívar Espín, vicerrector de su colegio,
y por el médico del colegio, Raúl Ortega, ambos funcionarios públicos, y que existió un nexo causal directo entre
la situación que Paola vivía en el colegio y su decisión de quitarse la vida. La Comisión consideró que la
responsabilidad del Estado, además de la derivada por el incumplimiento del deber de respeto, se extiende
también al incumplimiento del deber de garantía en su componente de prevención, toda vez que ni el colegio, ni
el Estado en general contaban con herramientas preventivas y de detección temprana, ni con mecanismos de
rendición de cuentas frente a situaciones como las vividas por Paola que no fue de carácter aislado en el referido
colegio.
Asimismo, la Comisión concluyó que el vicerrector, el médico y la inspectora del colegio, no tomaron las
medidas necesarias para atender la situación de gravedad y urgencia en que se encontraba Paola el 12 de
diciembre de 2002 después de ingerir los diablillos que ocasionaron su muerte. En ese sentido, las acciones y
omisiones de estos funcionarios públicos que tenían un deber reforzado de cuidado de Paola en el ámbito
educativo contribuyeron al desenlace fatal de la víctima, comprometiendo así la responsabilidad internacional
del Estado también por lo sucedido ese día. Así, la Comisión concluyó que el Estado ecuatoriano es responsable
por la violación de los derechos a la vida, a la integridad personal, a la autonomía, vida privada y dignidad, al
derecho a la especial protección del Estado en su condición de niña, a la igualdad y no discriminación, a la
educación, a la salud y a vivir libre de violencia, en perjuicio de Paola del Rosario Guzmán Albarracín.
Por otra parte, la Comisión consideró que la situación de impunidad en que se encuentra el presente
caso obedeció a la falta de debida diligencia de las autoridades. Asimismo, concluyó que los procesos seguidos
por la muerte de Paola no fueron conducidos con una perspectiva de género y que tanto en la acción penal, como
en las vías civil y la administrativa, estuvieron presentes estereotipos sobre el rol y comportamiento social de las
mujeres, situación que constituyó una violación del principio de igualdad y no discriminación en el acceso a la
justicia. En consecuencia, la CIDH concluyó que el Estado violó los derechos a las garantías judiciales y protección
judicial, así como a la igualdad y no discriminación en perjuicio de los familiares de Paola. Por último, la Comisión
consideró que la pérdida de su ser querido y la ausencia de justicia han ocasionado sufrimiento y angustia a los
padres y hermana de Paola, en violación a su derecho a la integridad psíquica y moral.

Select target paragraph3