INFORME No. 1/15
CASO 12.798
FONDO
DANIEL GERARDO GÓMEZ MURILLO, AIDA MARCELA GARITA SÁNCHEZ Y OTROS
COSTA RICA
29 DE ENERO DE 2015

I.

RESUMEN

1.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión”, “la Comisión
Interamericana” o “la CIDH”) recibió cinco peticiones presentadas por Gerardo Trejos Salas (en adelante “el
peticionario”)1, el 14 de diciembre de 2004 en nombre de Daniel Gerardo Gómez Murillo y Aída Marcela
Garita Sánchez (P 1368-04); el 27 de diciembre de 2004 en nombre de Roberto Pérez Gutiérrez y Silvia María
Sosa Ulate (P 16-05); el 28 de junio de 2006 en nombre de Luis Miguel Cruz Comparaz, Raquel Sanvicente
Rojas, Randall Alberto Torres Quirós y Geanina Isela Marín Rankin (P 678-06); el 17 de octubre de 2006 en
nombre de Carlos Edgardo López Vega y Albania Elizondo Rodríguez (P 1191-06); y el 3 de mayo de 2007 en
nombre de Miguel Acuña Cartín y Patricia Núñez Marín (P 545-07).
2.
Las peticiones se presentaron en contra del Estado de Costa Rica (en adelante “el Estado”, “el
Estado costarricense” o “Costa Rica”), en relación con la alegada violación a la Convención Americana sobre
Derechos Humanos (en adelante “la Convención Americana”, “la Convención” o “la CADH”) que se originó con la
sentencia 2000-02306 de 15 de marzo de 2000, dictada por la Sala Constitucional de la Corte Suprema de
Justicia de Costa Rica, que prohibió la práctica de la fecundación in vitro, al declarar la inconstitucionalidad del
Decreto Presidencial 24029-S, del 3 de febrero de 1995. En consecuencia, las seis parejas no pudieron recibir el
tratamiento que deseaban para lograr superar diversos padecimientos de infertilidad. El Estado, por su parte,
alegó que los hechos del caso no caracterizan violación a los derechos humanos garantizados por la
Convención Americana y por ende no ha cometido violación de dicho instrumento. El Estado indicó que la
Sala Constitucional reguló el derecho relativo a procrear indicando que debe ser subordinado al derecho
absoluto a la vida porque sería contradictorio aceptar la posibilidad de una vida a costas de la pérdida de
otras vidas humanas lo cual, en su consideración, sucede con la técnica de la fecundación in vitro.
3.
Durante la etapa de admisibilidad, las cinco peticiones fueron acumuladas bajo el número de
petición 1368/04. El 1 de noviembre de 2010 la Comisión emitió su informe de admisibilidad 156/10,
mediante el cual admitió las cinco peticiones, las cuales fueron registradas bajo el único número de caso
12.798.
4.
Tomando en cuenta que la incompatibilidad de la prohibición absoluta de la práctica de la
fecundación in vitro con la Convención Americana ya fue resuelta definitivamente por ambos órganos del
sistema interamericano de derechos humanos, la Comisión Interamericana estableció que el presente caso se
relaciona con las mismas cuestiones de hechos y de derecho y, por lo tanto, determinó la responsabilidad
internacional del Estado de Costa Rica con referencia al análisis de derecho efectuado tanto en su informe de
fondo 85/10 respecto del caso 12.361 - Artavia Murillo y otros, como en la Sentencia de Excepciones
Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (“en
adelante “la Corte Interamericana” o “la Corte”) de 28 de noviembre de 2012 respecto del mismo caso. En
virtud de ello, la Comisión formuló las recomendaciones respectivas.
II.

TRÁMITE ANTE LA COMISIÓN

5.
El 14 de diciembre de 2004 (P 1368-04), el 27 de diciembre de 2004 (P 16-05), el 28 de
junio de 2006 (P 678-06), el 17 de octubre de 2006 (P 1191-06); y el 3 de mayo de 2007 (P 545-07), se
recibieron las cinco peticiones materia del presente informe. El trámite desde la presentación de las
peticiones hasta la decisión sobre admisibilidad se encuentra explicado en detalle en el informe de
1

Durante la tramitación del caso, la CIDH tomó conocimiento del fallecimiento del peticionario.

1

Select target paragraph3