RESOLUCIÓN DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
DE 14 DE MAYO DE 2019
CASO COMUNIDAD INDÍGENA XÁKMOK KÁSEK VS. PARAGUAY
SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA

VISTO:
1.
La Sentencia de fondo, reparaciones y costas emitida por la Corte Interamericana de
Derechos Humanos (en adelante “la Corte”, “la Corte Interamericana” o “el Tribunal”) el 24
de agosto de 20101. La Corte determinó que la República del Paraguay (en adelante “el
Estado” o “Paraguay”) incurrió en responsabilidad internacional por haber violado, entre
otros2, los derechos a la propiedad, a las garantías judiciales y a la protección judicial, por no
haber garantizado el derecho a la propiedad comunitaria sobre las tierras tradicionales de la
Comunidad indígena Xákmok Kásek, lo cual generó numerosas afectaciones a sus respectivos
miembros. El Tribunal estableció que su Sentencia constituye por sí misma una forma de
reparación y, adicionalmente, ordenó al Estado determinadas medidas de reparación (infra
Considerando 1).
2.
La Resolución de supervisión de cumplimiento de sentencia emitida por la Corte el 24
de junio de 2015, mediante la cual se supervisó, de manera conjunta para los tres casos
contra Paraguay relativos a las Comunidades indígenas Yakye Axa, Sawhoyamaxa y Xákmok
Kásek (en adelante también “los tres casos”), el grado de cumplimiento de las reparaciones
relativas a la identificación entrega y titulación de tierras tradicionales a esas comunidades 3.

Cfr. Caso Comunidad Indígena Xákmok Kásek. Vs. Paraguay. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 24
de agosto de 2010 Serie C No. 214. El texto íntegro de la Sentencia se encuentra disponible en:
http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_214_esp.pdf. La Sentencia fue notificada el 23 de septiembre
de 2010.
2
El Tribunal también declaró la responsabilidad internacional del Estado por la violación del derecho a la vida,
en perjuicio de los miembros de dicha comunidad, por no adoptar las medidas positivas necesarias para prevenir o
evitar el riesgo al derecho a la vida, entre las cuales se refirió a las muertes de trece personas quienes por no recibir
la atención médica correspondiente, murieron por distintas enfermedades. Al respecto, la Corte destacó que los
miembros de la Comunidad Xákmok Kásek vivían en condiciones de especial vulnerabilidad, situación que estaba
estrechamente vinculada a la falta de sus tierras, y que la ausencia de posibilidades de autoabastecimiento y autosostenibilidad de sus miembros, de acuerdo a sus tradiciones ancestrales, los había llevado a depender casi
exclusivamente de las acciones estatales y verse obligados a vivir de una forma no solamente distinta a sus pautas
culturales, sino en la miseria. Por otro lado, el Tribunal declaró la violación del derecho a la integridad personal en
perjuicio de los miembros de la Comunidad, por cuanto las condiciones de vida miserables, la muerte de varios de
sus miembros y el estado general de abandono en la que se encuentran generaron sufrimientos que necesariamente
afectaron la integridad psíquica y moral de éstos. Finalmente, la Corte estableció que el Estado había violado el
derecho a la personalidad jurídica en perjuicio de determinadas personas, así como los derechos del niño, en perjuicio
de todos los niños y niñas de la Comunidad e incumplió su deber de no discriminación al no adoptar medidas
suficientes y efectivas para garantizar sin discriminación los derechos de los miembros de la Comunidad Xákmok
Kásek.
3
Disponible en: http://www.corteidh.or.cr/docs/supervisiones/yakie_24_06_15.pdf.
1

Select target paragraph3