INFORME No. 23/17
CASO 12.311
FONDO
EDUARDO BENJAMIN COLINDRES
EL SALVADOR
18 DE MARZO DE 2017

I.

RESUMEN

1.
El 4 de mayo de 2000 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante "la
Comisión Interamericana", "la Comisión" o "la CIDH"), recibió una petición presentada por el Instituto de
Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (en adelante “los peticionarios”),
en la cual se alegó la responsabilidad internacional de la República de El Salvador (en adelante “el Estado
salvadoreño”, “El Salvador” o “el Estado”), con motivo de los procedimientos disciplinarios que culminaron en
la separación del cargo del magistrado Eduardo Benjamin Colindres, así como por la falta de protección
judicial en relación con los hechos.
2.
El Estado de El Salvador indicó que la decisión que cesó al magistrado Colindres de su
cargo no violó ninguna norma contenida en la Convención Americana, pues el procedimiento se verificó de
acuerdo con lo establecido por la Constitución, por una autoridad competente y garantizando su derecho de
audiencia. El Estado asimismo sostuvo que la presunta víctima ha tenido acceso a los recursos internos
adecuados y efectivos.
3.
Tras analizar la posición de las partes, la Comisión Interamericana concluyó que el Estado
salvadoreño es responsable por la violación del derecho a las garantías judiciales, legalidad, derechos
políticos y protección judicial establecidos en los artículos 8.1, 8.2 b), 8.2 c), 8.2 h), 9, 23.1 c), 25.1 y 25.2 c) de
la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante “la Convención” o “la Convención
Americana”) en relación con los artículos 1 y 2 del mismo instrumento. En virtud de lo anterior, la
Comisión formuló las recomendaciones respectivas.
II.

TRÁMITE ANTE LA COMISIÓN POSTERIOR A LA APROBACIÓN DEL INFORME DE
ADMISIBILIDAD No. 25/06

4.
El trámite desde la presentación de la petición hasta la decisión sobre admisibilidad se
encuentra explicado en detalle en el informe de admisibilidad 25/061. El 22 de marzo de 2006 la Comisión
notificó a las partes el referido informe y en virtud del artículo 38.2 del Reglamento entonces vigente, fijó un
plazo de dos meses para que los peticionarios presentaran sus observaciones adicionales sobre el fondo.
Asimismo, la CIDH se puso a disposición de las partes para llegar a una solución amistosa.
5.
El 23 de mayo de 2006 los peticionarios manifestaron su disposición de resolver el caso por
la vía amistosa y el 21 de agosto de 2006 presentaron su propuesta de acuerdo. El Estado presentó sus
observaciones sobre el fondo el 23 de mayo de 2006 y el 2 de noviembre de 2007 manifestó su intención de
dar seguimiento al proceso de solución amistosa. Tras una serie de reuniones de trabajo, mediante escrito de
los peticionarios de 22 de marzo de 2010 se solicitó a la Comisión que se diera por finalizada la etapa de
solución amistosa y se continuara con el trámite del caso. La CIDH recibió comunicaciones adicionales de los
peticionarios el 14 de julio, 26 de agosto; 24 de octubre de 2008; 26 de febrero de 2009; 22 de marzo de
2010; 14 de marzo de 2012; 22 de mayo de 2012; y 6 de noviembre 2013. La CIDH recibió comunicaciones
adicionales del Estado el 28 de agosto de 2008, 14 de febrero y 19 de julio de 2012. Dichas comunicaciones
fueron debidamente trasladadas entre las partes.
III.

1

POSICIONES DE LAS PARTES

CIDH, Informe No. 25/06 (admisibilidad), Petición 12.311, Eduardo Benjamín Colindres, El Salvador, 14 de marzo de 2006.

Select target paragraph3