3
11.
En atención al objeto del peritaje propuesto y su relación con el orden público
interamericano, el Presidente considera que trasciende el interés y objeto del presente
caso porque se refiera a la garantía de plazo razonable en procesos con múltiples
investigados y a la imposición de medidas cautelares distintas a la detención preventiva
en procesos penales, conceptos y aspectos que pueden tener un impacto sobre
fenómenos ocurridos en otros Estados Parte de la Convención en relación con temas en
evolución en el derecho internacional de los derechos humanos. Por lo tanto, esta
Presidencia estima pertinente admitir la declaración pericial propuesta, cuyo objeto y
modalidad se determinarán en la parte resolutiva de la presente Resolución (infra punto
resolutivo 5).
B. Admisibilidad de las declaraciones testimoniales y periciales ofrecidas
por los representantes
12.
Los representantes ofrecieron las declaraciones testimoniales del señor Robert
Gelbard y de la señora Coty Krsul, así como las declaraciones periciales de los señores
Jorge Ortega y Jaime Rivera. El Estado las objetó y planteó argumentos específicos
respecto a cada una de las cuatro declaraciones referidas (infra Considerandos 14, 17, y
21). La Comisión no objetó su admisibilidad.
B.1) Objeciones del Estado respecto de las declaraciones testimoniales ofrecidas por los
representantes
B.1.a) Robert Gelbard
13.
Los representantes ofrecieron el testimonio del señor Robert Gelbard con el
propósito de que declarara “sobre las [supuestas] negociaciones que llevó a cabo con los
diferentes gobiernos bolivianos durante 13 años para resolver el caso de la [señora Lupe]
Andrade”.
14.
El Estado alegó que dicho testimonio “es inconducente, innecesario e
impertinente, puesto que no existe prueba o argumento alguno que justifique que un ex
Embajador de otro país tenga conocimiento de hechos que son básicamente de
naturaleza procesal penal”. Según el Estado el testimonio es ineficiente por la naturaleza
de la prueba testifical y por su pertinencia. Asimismo, el Estado alegó que “el testigo
propuesto debió haber presenciado el hecho para el cual su testimonio [fue] ofrecido [y]
en consecuencia cabe cuestionarse cómo es que […] pudo haber atestiguado” una
negociación que se llevó a cabo entre el Estado y la presunta víctima, lo que “significa
por regla, la exclusión del representante de un tercer Estado”. En relación con la
pertinencia, el Estado indagó sobre “la relevancia de un testimonio que no se referirá a la
presunta violación sino a acontecimientos que no recaen sobre el objeto principal de la
pretensión”.
15.
Al respecto, el Presidente considera que de las violaciones alegadas en el presente
caso no se desprende que la forma en la que se llevaron a cabo los procesos de
negociación con los diferentes gobiernos de Bolivia tenga relación con el objeto de litigio
en el presente caso. Por ende, resulta impertinente recibir la declaración testimonial del
señor Robert Gelbard y la misma no es admitida.

Resolución del Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 29 de marzo de 2016,
Considerando 27.

Select target paragraph3