8.
Según la información aportada, el 27 de febrero de 2007 el peticionario envió una
comunicación al Primer Ministro, al Ministro de Justicia y al Secretario de Estado de Seguridad Pública, en la
que informaba lo sucedido, indicaba que su vida y la de su familia se encontraban en peligro, y solicitaba
asistencia judicial. De acuerdo a lo señalado por el peticionario en diversas comunicaciones, dicha solicitud
nunca fue atendida. El peticionario señala que el Primer Ministro es la más alta autoridad del Consejo Superior
de la Policía Nacional.
9.
Por otra parte, el peticionario se refiere a una serie de hechos ocurridos entre 2007 y 2009,
los cuales estarían relacionados a la tentativa de homicidio. Según indica, el 9 de marzo de 2007 a las 11.00am
habría sufrido una nueva tentativa de homicidio en el negocio de su propiedad. Luego de estos sucesos habría
abandonado su casa y su negocio por temor. Asimismo, el 22 de marzo de 2007 habría sido asesinada en
Décaillette una persona con rasgos muy parecidos a los suyos y con el mismo nombre. De acuerdo al
peticionario, esta persona fue asesinada por error, siendo él el verdadero blanco. Por otra parte, alega que el
28 de agosto de 2008 su casa fue robada. Señala que la policía indicó que no podía hacer nada debido a la falta
de patrullas. Por último, el señor Willer alega que el 26 de agosto de 2009 fue perseguido por un grupo de
desconocidos en la vía pública, pero que logró escapar.
10.
El peticionario indica que en los últimos años su estado de salud se habría deteriorado. A
principios del año 2009 un diagnóstico médico habría concluido que el señor Willer padece de neurastenia, por
lo que comenzó a recibir tratamiento psicológico. Por otra parte, en su última comunicación señala que tiene
dos hernias lumbares que necesitarían ser operadas pero que no cuenta con recursos para ello. Alega haber
solicitado la asistencia del Ministerio de Salud Pública y del Ministerio de Asuntos Sociales, pero que no obtuvo
respuesta. El peticionario solicita a la CIDH justicia y reparación.
B.

Posición del Estado

11.
En su respuesta el Estado indica que el Ministerio de Relaciones Exteriores transmitió la
petición al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública para los fines pertinentes.
12.
Por otra parte, en dicha nota el Estado se refiere brevemente al fondo del asunto e indica que
“ningún elemento en el expediente muestra que un Agente del Estado esté implicado en las tentativas de
homicidios perpetradas contra el señor Baptiste, o que las personas que él ha identificado como cómplices
estarían protegidas o encubiertas por las autoridades haitianas”. Señala además el Estado que “uno de los
presuntos autores está siendo activamente buscado por la Policía y es el objeto de un spot televisivo en el cual
se solicita a la población colaborar con la justicia para lograr su detención”.
13.

A la fecha de adopción de este informe no se han recibido observaciones adicionales del

IV.

ANÁLISIS SOBRE COMPETENCIA Y ADMISIBILIDAD

A.

Competencia

Estado.

14.
El peticionario se encuentra facultado, en principio, por el artículo 44 de la Convención
Americana para presentar peticiones ante la Comisión. La petición señala como presunta víctima a una persona
individual, respecto de quien el Estado de Haití se comprometió a respetar y garantizar los derechos
consagrados en la Convención Americana. En lo concerniente al Estado, la Comisión señala que Haití es un
Estado parte en la Convención Americana desde el 27 de septiembre de 1977, fecha en la que depositó su
instrumento de ratificación. Por lo tanto, la Comisión tiene competencia ratione personae para examinar la
petición. Asimismo, la Comisión tiene competencia ratione loci para conocer la petición, por cuanto en ella se
alegan violaciones de derechos protegidos en la Convención Americana que habrían tenido lugar dentro del
territorio de Haití, Estado Parte en dicho tratado.

2

Select target paragraph3