RESOLUCIÓN DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS*
DE 22 DE NOVIEMBRE DE 2019
CASO GONZÁLEZ MEDINA Y FAMILIARES VS. REPÚBLICA DOMINICANA
SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA
VISTO:
1.
La Sentencia de excepciones preliminares, fondo, reparaciones y costas emitida por la
Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte Interamericana”, “la
Corte” o “el Tribunal”) el 27 de febrero de 2012 1. La Corte determinó que la República
Dominicana (en adelante “el Estado” o “República Dominicana”) incurrió en responsabilidad
internacional por la desaparición forzada del señor Narciso González Medina, y por las
consiguientes violaciones a los derechos a la libertad personal, a la integridad personal, a la
vida y al reconocimiento de la personalidad jurídica, así como por el incumplimiento de su
obligación de garantizar los derechos contenidos en los artículos 1, 6 y 8 de la Convención
Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura. La Corte determinó que lo sucedido al
señor González Medina constituyó una desaparición forzada que inició el 26 de mayo de 1994,
y que continuaba a la fecha en que la República Dominicana reconoció la competencia
contenciosa de esta Corte y persistía aún al momento de la emisión de la Sentencia, en virtud
de que no se había determinado su paradero.
Asimismo, este Tribunal declaró la
responsabilidad internacional del Estado por la violación de los derechos a las garantías
judiciales, a la protección judicial y a la integridad personal, en perjuicio de sus familiares: su
cónyuge Luz Altagracia Ramírez, y sus hijos Ernesto, Rhina Yokasta, Jennie Rosanna y
Amaury, todos de apellidos González Ramírez. El Tribunal concluyó que su Sentencia
constituye por sí misma una forma de reparación y, adicionalmente, ordenó al Estado
determinadas medidas de reparación (infra Considerando 1).
2.
El escrito presentado por los representantes de las víctimas (en adelante “los
representantes”) 2 el 20 de mayo de 2013, mediante el cual hicieron notar que el Estado no
había presentado el informe requerido en la Sentencia sobre las medidas para cumplir con las
reparaciones ordenadas en la misma, a pesar de que ya había vencido el plazo de un año que
le fue otorgado.
3.
Las notas de la Secretaría de la Corte (en adelante “la Secretaría”) de 22 de mayo y
26 de junio de 2013, mediante las cuales, siguiendo instrucciones del Presidente de la Corte,
se recordó al Estado que el plazo para presentar el referido informe había vencido y se le
solicitó que lo remitiera a la mayor brevedad.
4.
Los informes presentados por el Estado el 17 de septiembre de 2013, el 23 de abril y
el 4 de julio de 2014, relativos al cumplimiento de algunas de las medidas de reparación
ordenadas en la Sentencia.
El Juez Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot no participó en la deliberación y firma de la presente Resolución
por razones de fuerza mayor.
1
Cfr. Caso González Medina y familiares Vs. República Dominicana. Excepciones Preliminares, Fondo,
Reparaciones y Costas. Sentencia de 27 de febrero de 2012. Serie C No. 240. Disponible en:
http://corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_240_esp.pdf. La Sentencia fue notificada el 2 de abril de 2012.
2
El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y la Comisión de la Verdad, Tomás Castro
Montenegro.
*

Select target paragraph3