RESOLUCIÓN DE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS DE 30 DE ENERO DE 2019 CASO RAXCACÓ REYES VS. GUATEMALA SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA VISTO: 1. La Sentencia de fondo, reparaciones y costas (en adelante “la Sentencia”) dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte Interamericana”, “la Corte” o “el Tribunal”) el 15 de septiembre de 20051. En dicho fallo, la Corte encontró responsable internacionalmente al Estado de Guatemala (en adelante “el Estado” o “Guatemala”) por la condena a la pena de muerte que se le impuso al señor Raxcacó Reyes el 14 de mayo de 1999 por la comisión del delito de plagio o secuestro en calidad de autor directo. La Corte determinó que Guatemala amplió la aplicabilidad de la pena de muerte a todos los casos de plagio y secuestro, de forma contraria a lo dispuesto en el artículo 4 (Derecho a la Vida) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante, “la Convención”), debido a que al momento de la ratificación de dicho tratado en Guatemala se sancionaba con pena de muerte el delito de plagio o secuestro solo cuando con motivo del mismo falleciera la víctima. Igualmente, determinó que el Estado incurrió en violaciones al derecho a la vida debido a que el delito de plagio o secuestro no se encontraba dentro de la categoría de “delitos más graves” requerida para aplicar la pena de muerte conforme a la Convención, y porque la tipificación de dicho delito en el Código Penal ordenaba la aplicación de la pena de muerte de forma automática, de manera que el juzgador no valora “las circunstancias particulares del delito y del acusado, tales como los antecedentes penales de éste y de la víctima, el móvil, la extensión e intensidad del daño causado, las posibles circunstancias atenuantes o agravantes, entre otras consideraciones del autor y del delito”. Además, la Corte observó que no existía en la legislación nacional guatemalteca regulación alguna que hiciera efectivo el derecho a solicitar indulto, amnistía o conmutación de la pena de muerte. El Estado también incurrió en una violación a la integridad física, psíquica y moral del señor Raxcacó debido a las condiciones carcelarias a las que fue sometido desde el 14 de mayo de 1999. El Tribunal estableció que su Sentencia constituye por sí misma una forma de reparación y, adicionalmente, ordenó al Estado determinadas medidas de reparación (infra Considerando 1). Cfr. Caso Raxcacó Reyes Vs. Guatemala. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 15 de septiembre de 2005. Serie C No. 133. El texto íntegro de la Sentencia se encuentra disponible en: http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_133_esp.pdf. La Sentencia fue notificada al Estado el 5 de octubre de 2005. 1

Select target paragraph3