RESOLUCIÓN DEL PRESIDENTE DE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 15 DE ABRIL DE 2011 CASO GRANDE VS. ARGENTINA VISTO: 1. El escrito de demanda presentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión Interamericana” o “la Comisión”) ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte Interamericana”, “la Corte” o “el Tribunal”) el 4 de mayo de 2010, mediante el cual ofreció un dictamen pericial. 2. El escrito de solicitudes, argumentos y pruebas (en adelante “escrito de solicitudes y argumentos”) presentado por el representante de la presunta víctima (en adelante “el representante”) el 27 de agosto de 2010, mediante el cual ofreció la declaración de la presunta víctima y dos peritos. 3. El escrito de interposición de excepciones preliminares, contestación de la demanda y observaciones al escrito de solicitudes y argumentos (en adelante “la contestación de la demanda”) presentado por la República Argentina (en adelante “el Estado” o “Argentina”) el 16 de noviembre de 2010. En dicho escrito el Estado ofreció una pericia, sin identificar a la persona que la realizaría. 4. La nota de la Secretaría de la Corte (en adelante “la Secretaría”) de 22 de diciembre de 2011, mediante las cual solicitó al Estado que especificara el nombre de la persona que realizaría la pericia ofrecida y remitiera su correspondiente hoja de vida, a más tardar el 7 de enero de 2011, de conformidad con lo establecido en el artículo 41 del Reglamento de la Corte (en adelante “el Reglamento”). Sin embargo, cinco días después de vencido el plazo, es decir, el 12 de enero de 2011, el Estado solicitó una prórroga para la presentación de la información requerida sobre la pericia debido a que en “el mes de enero [regía] la feria judicial en Argentina”. La comunicación de la Secretaría de 19 de enero de 2011, mediante la cual observó que “el Ilustrado Estado ha contado con el tiempo desde la notificación de la demanda y del escrito de solicitudes, argumentos y pruebas para determinar la prueba que ofrecería, así como la persona que rindiera el peritaje y, en su caso, remitir su hoja de vida. En razón de lo anterior, siguiendo instrucciones del Presidente de la Corte, [se indicó al Estado] que dada la extemporaneidad de la solicitud de la prórroga y la razón esgrimida para extenderla, se desestima[ba su] solicitud […] de que se le conceda un plazo adicional para la presentación de la información requerida”.

Select target paragraph3