Corte Interamericana de Derechos Humanos
Caso Cesti Hurtado Vs. Perú
Sentencia de 29 de enero de 2000
(Interpretación de la Sentencia de Fondo)
En el caso Cesti Hurtado,
la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte” o “la Corte
Interamericana”), integrada por los siguientes jueces():
Antônio A. Cançado Trindade, Presidente
Máximo Pacheco Gómez, Vicepresidente
Oliver Jackman, Juez
Alirio Abreu Burelli, Juez
Sergio García Ramírez, Juez y
Carlos Vicente de Roux Rengifo, Juez;
presentes, además,
Manuel E. Ventura Robles, Secretario y
Renzo Pomi, Secretario adjunto
de acuerdo con el artículo 67 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos
(en adelante “la Convención” o “la Convención Americana”) y el artículo 58 del
Reglamento de la Corte (en adelante “el Reglamento”) resuelve sobre la demanda de
interpretación de la sentencia de fondo emitida por la Corte el 29 de septiembre de
1999 en el caso Cesti Hurtado (en adelante “la sentencia de fondo”), presentada por
el Estado del Perú (en adelante “el Estado”, “el Estado peruano” o “el Perú”) el 13 de
octubre de 1999.
I
COMPETENCIA Y COMPOSICIÓN DE LA CORTE
1.

El artículo 67 de la Convención establece que
[e]l fallo de la Corte será definitivo e inapelable.
En caso de
desacuerdo sobre el sentido o alcance del fallo, la Corte lo interpretará
a solicitud de cualquiera de las partes, siempre que dicha solicitud se
presente dentro de los noventa días a partir de la fecha de la
notificación del fallo.

De conformidad con el artículo citado, la Corte es competente para interpretar sus
fallos, y para el examen de la demanda de interpretación debe tener, si es posible, la


El Juez Hernán Salgado Pesantes se excusó de participar en la elaboración y adopción de esta
sentencia por no haber formado parte de la composición de la Corte en la sentencia de fondo de 29 de
septiembre de 1999.

Select target paragraph3