Ref.:

Caso 12.846
Mariana Selvas Gómez y otras
México

17 de septiembre de 2016

Señor Secretario:
Tengo el agrado de dirigirme a usted, en nombre de la Comisión Interamericana de Derechos
Humanos, con el objeto de someter a la jurisdicción de la Honorable Corte Interamericana de Derechos
Humanos, el caso 12.846 – Mariana Selvas Gómez y otras respecto de los Estados Unidos Mexicanos (en
adelante “el Estado”, “el Estado mexicano” o “México”).
El caso se relaciona con una serie de violaciones a la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, a la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura y a la Convención para
Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, cometidas en contra de Mariana Selvas
Gómez, Georgina Edith Rosales Gutiérrez, María Patricia Romero Hernández, Norma Aidé Jiménez Osorio,
Claudia Hernández Martínez, Bárbara Italia Méndez Moreno, Ana María Velasco Rodríguez, Yolanda
Muñoz Diosdada, Cristina Sánchez Hernández, Patricia Torres Linares y Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo,
en el marco de las detenciones y traslados realizados en los operativos policíacos que tuvieron lugar en los
municipios de Texcoco y San Salvador Atenco los días 3 y 4 de mayo de 2006, respectivamente, en el
contexto del conflicto y las protestas de los floricultores y otros grupos.
La Comisión estableció que la detención de las once mujeres los días 3 y 4 de mayo de 2006 fue
ilegal, arbitraria y sin ser informadas sobre las razones de su detención, ni sobre los cargos respectivos.
Asimismo, la Comisión determinó que las once mujeres acudieron a rendir su primera declaración sin
contar con información mínima ni defensa técnica.
Tras analizar la prueba disponible, la Comisión consideró acreditada la existencia de graves actos
de violencia física y psicológica, incluyendo diversas formas de violencia sexual en contra de las once
mujeres, y de violación sexual en el caso de Norma Aidé Jiménez Osorio, Mariana Selvas Gómez, Ana María
Velasco Rodríguez, Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo, Bárbara Italia Méndez Moreno, Patricia Torres
Linares y Claudia Hernández Martínez. Asimismo, la Comisión consideró acreditado que estos actos fueron
cometidos por agentes estatales y tuvieron lugar al momento de la detención, en el marco de los traslados
y a la llegada al CEPRESO. Dentro de las formas de violencia física, psicológica y sexual acreditadas se
encuentran: i) fuertes golpes en diferentes partes del cuerpo, los cuales fueron realizados con puños,
patadas y toletes; ii) amenazas de violación, muerte o desaparición; iii) tocamientos en glúteos, senos y
vagina, golpes y pellizcos en las mismas partes del cuerpo, jaloneos, mordeduras y pellizcos en los
pezones, retiro violento de ropa interior y desnudez forzada; iv) penetración de dedos y objetos en la
vagina y en el ano, la invasión de los labios vaginales con dedos y objetos, así como la exigencia de
practicar sexo oral; y v) insultos y frases denigrantes y humillantes. La Comisión determinó que todos
estos actos reflejaron el especial ensañamiento de los agentes policiales con la condición de mujer de las
víctimas.
Señor
Pablo Saavedra Alessandri, Secretario
Corte Interamericana de Derechos Humanos
Apartado 6906-1000
San José, Costa Rica

Select target paragraph3