INFORME No. 236/19
CASO 13.002
INFORME DE FONDO
CRISTINA BRITEZ ARCE Y FAMILIA
ARGENTINA
I.

INTRODUCCIÓN

1. El 20 de abril de 2001 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión
Interamericana”, “la Comisión” o “la CIDH”) recibió una petición presentada por Ezequiel Martín y Vanina
Verónica Avaro (en adelante “la parte peticionaria”) en la cual se alega la responsabilidad internacional de
Argentina (en adelante “el Estado argentino”, “el Estado” o “Argentina”) en perjuicio de su madre, Cristina
Britez Arce por las alegadas irregularidades que habrían tenido lugar en los procesos judiciales que se
sustanciaron en sede interna como consecuencia de su muerte.
2. La Comisión aprobó el informe de admisibilidad No. 46/15 el 28 de julio de 20151. El 1 de octubre de 2015,
la Comisión notificó dicho informe a las partes y se puso a disposición a fin de llegar a una solución amistosa,
sin que se dieran las condiciones para iniciar dicho procedimiento. Las partes contaron con los plazos
reglamentarios para presentar sus observaciones adicionales sobre el fondo. Toda la información recibida fue
debidamente trasladada entre las partes.
II. ALEGATOS DE LAS PARTES
A. Parte peticionaria
3. La parte peticionaria alega que el 1˚ de junio de 1992, una mala praxis médica por parte del personal
médico del Hospital Público Materno Infantil “Ramón Sardá” de la Ciudad de Buenos Aires (en adelante
“Hospital Público Sardá”), habría ocasionado la muerte de Cristina Britez Arce, quien se encontraba en estado
de gravidez. La señora Britez Arce se presentó al hospital donde le informaron que el feto había fallecido y ella
falleció al poco tiempo de haberle inducido el parto del producto muerto. Afirma que ambas muertes se dieron
como consecuencia de una preeclampsia-eclampsia que no fue debidamente diagnosticada. A raíz de estos
hechos, se sustanciaron una serie de procesos penales, en los que no se contó con acceso a un tribunal
independiente e imparcial, ni con una decisión debidamente fundada. Asimismo, afirma que la muerte de
Cristina Britez ocasionó estragos físicos y emocionales en sus dos hijos adolescentes.
4. Indica que se interpuso una denuncia penal en contra del personal médico que atendió a la señora Britez
Arce en el hospital y que, dentro del proceso, se requirió una pericia médica, realizada por los peritos Poggi y
Casavilla, la cual fue aportada al expediente un año después. Alega que la pericia fue falsa y, por ello, fue
declarada nula por la jueza interviniente, quien formuló denuncia de oficio por falsedad de instrumento
público.
5. Posteriormente, se ordenó una nueva pericia, la cual fue presentada un día antes de que la acción penal
prescribiera. En ésta se corroboró que la señora Britez Arce era una paciente de alto riesgo y que había sido
mal atendida. Con base en esa nueva pericia, el fiscal determinó el procesamiento del personal médico, por
homicidio culposo. Alega además que, durante la tramitación de la investigación, la historia clínica fue alterada.
6. Refiere que en diciembre de 1998, el fiscal interviniente solicitó penas de 3 años de prisión y 9 años de
inhabilitación para ejercer la medicina para el personal médico acusado; sin embargo, en julio de 2003, se dictó
CIDH. Informe No. 46/15. Petición 315-01. Admisibilidad. Cristina Britez Arce. Argentina. 28 de julio de 2015. La Comisión declaró
admisible la petición en relación con los artículos 4, 8 y 25 de la Convención Americana en concordancia con el artículo 1 del mismo
instrumento.
1

1

Select target paragraph3