2

CONSIDERANDO QUE:
1.
El Perú es Estado Parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en
adelante la “Convención Americana” o la “Convención”) desde el 28 de julio de 1978 y
reconoció su competencia contenciosa el 21 de enero de 1981, de acuerdo con el artículo 62
de dicho tratado.
2.
En el 2008 la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (en
adelante la “OEA”) creó el Fondo de Asistencia Legal del Sistema Interamericano de
Derechos Humanos (en adelante “el Fondo de Asistencia del Sistema Interamericano”) y
encomendó al Consejo Permanente de la OEA su reglamentación 2. Dicho Fondo de
Asistencia fue creado con el “objeto [de] facilitar acceso al sistema interamericano de
derechos humanos a aquellas personas que actualmente no tienen los recursos necesarios
para llevar su caso al sistema” 3. Según lo dispuesto en el Reglamento adoptado por el
Consejo Permanente en noviembre de 2009 4, el Fondo de Asistencia del Sistema
Interamericano consta de dos cuentas separadas: una correspondiente a la Comisión
Interamericana y otra correspondiente a la Corte Interamericana. En cuanto al
financiamiento del Fondo de Asistencia del Sistema Interamericano, actualmente éste
depende de los “[a]portes de capital voluntarios de los Estados miembros de la OEA, de los
Estados Observadores Permanentes, y de otros Estados y donantes que deseen colaborar” 5.
Asimismo, conforme al artículo 4 del Reglamento aprobado por el Consejo Permanente,
corresponde al Tribunal reglamentar los requisitos de elegibilidad para solicitar la asistencia
así como el procedimiento para la aprobación de la misma.
3.
De acuerdo con lo anterior, el Tribunal adoptó el 4 de febrero de 2010 el Reglamento
de la Corte sobre el Funcionamiento del Fondo de Asistencia (en adelante el “Reglamento
del Fondo de Asistencia”), en vigor a partir del 1 de junio de 2010, el cual “tiene por objeto
regular el acceso y funcionamiento del Fondo […], para litigar un caso ante ésta” 6. Como allí
se establece, para que una presunta víctima pueda acogerse a dicho Fondo deben cumplirse
tres requisitos: 1) solicitarlo en su escrito de solicitudes, argumentos y pruebas; 2)
demostrar, mediante declaración jurada y otros medios probatorios idóneos que satisfagan
al Tribunal, que carece de recursos económicos suficientes para solventar los costos del
litigio ante la Corte Interamericana, y 3) indicar con precisión qué aspectos de su defensa
en el proceso requieren el uso de recursos del Fondo de Asistencia de la Corte 7.
4.
De conformidad con lo estipulado en el artículo 3 del Reglamento del Fondo de
Asistencia de la Corte, ante una solicitud para utilizar sus recursos, la Secretaría de la Corte
hará un examen preliminar y requerirá al solicitante la remisión de la información que sea
2
Cfr. AG/RES. 2426 (XXXVIII-O/08) Resolución adoptada por la Asamblea General de la OEA durante la
celebración del XXXVIII Período Ordinario de Sesiones de la OEA, en la cuarta sesión plenaria, celebrada el 3 de
junio de 2008, “Creación del Fondo de Asistencia Legal del Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, párrafo
dispositivo 2.b.
3
AG/RES. 2426 (XXXVIII-O/08), supra nota 2, párrafo dispositivo 2.a, y CP/RES. 963 (1728/09),
Resolución adoptada el 11 de noviembre de 2009 por el Consejo Permanente de la OEA, “Reglamento para el
Funcionamiento del Fondo de Asistencia Legal del Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, artículo 1.1.
4

Cfr. Resolución CP/RES. 963 (1728/09), supra nota 3, artículo 3.1.

5

Resolución CP/RES. 963 (1728/09), supra nota 3, artículo 2.1.

6

Reglamento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el Funcionamiento del Fondo de
Asistencia Legal de Víctimas, aprobado por el Tribunal el 4 de febrero de 2010, artículo 1.
7

Cfr. Reglamento del Fondo de Asistencia, supra nota 6, artículo 2.

Select target paragraph3