INFORME No. 332/20 CASO 12.868 INFORME DE FONDO BALBINA FRANCISCA RODRÍGUEZ PACHECO Y FAMILIARES 19 noviembre, 2020 I. INTRODUCCIÓN 1. El 6 de mayo de 2002 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión Interamericana”, “la Comisión” o “la CIDH”) recibió una petición presentada por la señora Aura de las Mercedes Pacheco Briceño (en adelante “la parte peticionaria”) en la cual se alega la responsabilidad internacional de la República Bolivariana de Venezuela (en adelante “el Estado de Venezuela”, “el Estado” o “Venezuela”) en perjuicio de su hija, la señora Balbina Francisca Rodríguez Pacheco (en adelante “la presunta víctima” o “la señora Rodríguez Pacheco”) por la alegada vulneración de los derechos contenidos en 1.1, 2, 4, 5, 8, 24 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante “la Convención Americana” o “la Convención”). 2. La Comisión aprobó el informe de admisibilidad No. 20/12 el 20 de marzo de 2012 1. El 4 de abril de 2012 lo notificó a las partes y se puso a su disposición a fin de llegar a una solución amistosa, sin que el mismo se llevara a cabo. Las partes contaron con los plazos reglamentarios para presentar sus observaciones adicionales sobre el fondo. Toda la información recibida fue debidamente trasladada entre las partes. II. ALEGATOS DE LAS PARTES A. Parte Peticionaria 3. La peticionaria señora Aura de las Mercedes Pacheco Briceño alega que su hija, la señora Balbina Francisca Rodríguez Pacheco, habría sido víctima de tres actos de mala praxis médica practicados en el Centro Materno Infantil Policlínica La Concepción C.A. y que dichos actos constituirían el delito de lesiones personales gravísimas. Señala que denunció dichos actos, sin embargo, ha encontrado múltiples obstáculos para el acceso efectivo a la justicia. 4. Sobre los alegados actos de mala praxis indica que el primero fue una cesárea realizada el 13 de agosto de 1998 que presentó complicaciones porque “la placenta no se desprendió espontáneamente” y los médicos la habrían extraído “a tirones, rota y a pedazos”, produciéndole una “intensa hemorragia”, quedando su hija en “estado agonizante”. Indica que el mismo día se realizó el segundo acto de mala praxis porque le habrían realizado una “histerectomía parcial”, luego de la cual habría sido trasladada a la Unidad de Terapia Intensiva “en sumo estado de gravedad” porque presentó “hemorragia interna […..] ligadura y perforación de ambos uréteres”, por lo que tuvo que ser sometida a una tercera operación en la madrugada del día siguiente cuando le realizaron una “resección de cuello uterino […], desligamiento de ambos uréteres, ureterotomía con paso de catéteres uretrales y ligadura de ambas arterias hipogástricas”. El tercer acto de mala praxis habría sido el 19 de agosto de 1998, cuando le retiraron los catéteres uretrales, sin que hubiese transcurrido el tiempo necesario para que “el tejido uretral dañado se regenerara”. Como consecuencia de ello, el 20 de agosto de 1998, su hija fue sometida a una cuarta intervención para colocarle nuevos catéteres uretrales, sin embargo el tejido uretral “no logr[ó] regenerarse en su totalidad”, por lo que necesitó una quinta operación el 8 de febrero de 1999, en la cual CIDH. Informe No. 20/2012 Caso 12.868. AURA DE LAS MERCEDES PACHECO BRICEÑO Y BALBINA FRANCISCA RODRÍGUEZ PACHECO. 20 de marzo de 2012. Los artículos declarados admisibles fueron 5, 8 y 25 en concordancia con los artículos 1.1 y 2 de la Convención Americana. Asimismo, la CIDH declaró inadmisible los artículos 4 y 24 del mismo instrumento. 1 1

Select target paragraph3