También en estas décadas, en varios de nuestros países se ha
reconocido el derecho de pacientes psiquiátricos internados a ser
amparados por acciones de “hábeas corpus” y análogas de tutela de la
libertad individual. No puede desconocerse que los pacientes
psiquiátricos internados se hallan en condiciones de mucha mayor
vulnerabilidad e indefensión que las personas privadas de libertad en
cárceles y prisiones, por lo cual se deben reforzar a su respecto las
medidas de protección del derecho interno.
La situación anterior de racionalización de abusos contra la
libertad y la salud mediante discursos terapéuticos alcanzó extremos
peligrosos incluso para la libertad política, cuando la psiquiatría fue
manipulada para patologizar a opositores y disidentes, como sucedió
con la psiquiatría soviética, pero también con la patologización de la
sexualidad no binaria y con la supervivencia de la tesis de la
degeneración de Morel, sostenida en algunos países hasta entrado el
siglo pasado. Si bien la “antipsiquiatría” fue una corriente extrema,
sirvió para llamar la atención sobre la situación de las personas
privadas de libertad en los manicomios (por ejemplo, Szasz, T., La
fabricación de la locura. Estudio comparativo de la Inquisición y el movimiento en
defensa de la salud mental, Kairós, Barcelona, 1981). En la sociología

norteamericana marcó un hito hace sesenta años la famosa
investigación del interaccionista de la escuela de Chicago, Erving
Goffman (Asylums: Essays on the Social Situation of Mental Patients and Other
Inmates, 1961) y su consiguiente elaboración del concepto de “institución

total”.
La circunstancia de que la víctima de este caso no se hallase en
un establecimiento “cerrado”, en el sentido de que los pacientes no
tenían impedida la salida del manicomio, no significa que no haya estado
privado de libertad, como tampoco es significativo a este respecto que
a ese establecimiento hubiese ingresado voluntariamente o con
consentimiento de la madre: la víctima, en este caso concreto, se

2

Select target paragraph3