de que el Estado haya tenido la oportunidad de reconocer, en su caso, una violación de un
derecho, y de reparar por sus propios medios los daños ocasionados 4.
5.
De lo anterior se desprende que en el sistema interamericano existe un control dinámico
y complementario de las obligaciones convencionales de los Estados de respetar y garantizar
los derechos humanos, conjuntamente entre las autoridades internas (primariamente
obligadas) y las instancias internacionales (en forma complementaria), de modo que los
criterios de decisión, y los mecanismos de protección, tanto los nacionales como los
internacionales, puedan ser conformados y adecuados entre sí 5. Así, la jurisprudencia de la
Corte muestra casos en que, en forma concordante con las obligaciones internacionales, los
órganos, instancias o tribunales internos han adoptado medidas adecuadas para remediar la
situación que dio origen al caso 6; ya porque han resuelto la violación alegada 7; han dispuesto
reparaciones razonables 8, o han ejercido un adecuado control de convencionalidad 9. En este
sentido, la Corte ha señalado que la responsabilidad estatal bajo la Convención solo puede ser
exigida a nivel internacional después de que el Estado haya tenido la oportunidad de
reconocer, en su caso, una violación de un derecho, y de reparar por sus propios medios los
daños ocasionados 10.
6.
El principio de complementariedad se hace efectivo cuando se exige el previo
agotamiento de recursos internos y estos sean adecuados para brindar una reparación a la
violación de la Convención 11. En el presente caso el alegado ilícito internacional se habría
producido durante un proceso judicial iniciado por el Sr. Spoltore en contra su empleador
privado, por la duración excesiva del juicio. Es después de acaecido el ilícito internacional
cuando, para acudir al sistema interamericano, de manera previa y como requisito de
admisibilidad para el acceso a la jurisdicción internacional se debe agotar algún recurso interno
adecuado para brindarle al Estado una oportunidad para reparar los daños ocasionados 12.
7.
El artículo 46.1.a) de la Convención dispone que, para determinar la admisibilidad de una
petición o comunicación presentada ante la Comisión, de conformidad con los artículos 44 o 45
de la Convención, es necesario que se hayan interpuesto y agotado los recursos de la jurisdicción

4
Cfr. Caso Masacre de Santo Domingo Vs. Colombia. Excepciones Preliminares, Fondo y Reparaciones.
Sentencia de 30 de noviembre de 2012. Serie C No. 259, párr. 143, y Caso Rosadio Villavicencio Vs. Perú, supra,
párr. 166.

Cfr. Caso Masacre de Santo Domingo Vs. Colombia, supra, párr. 143, y Caso Rosadio Villavicencio Vs. Perú,
supra, párr. 167.
5

6
Cfr. Caso Tarazona Arrieta y otros vs. Perú, supra, párrs. 139 a 141, y Caso Colindres Schonenberg Vs. El
Salvador. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 4 de febrero de 2019. Serie C No. 373, párr. 80.
7
Véase por ejemplo, Caso Amrhein y otros Vs. Costa Rica. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y
Costas. Sentencia de 25 de abril de 2018. Serie C No. 354, párrs. 97 a 115, y Caso Colindres Schonenberg Vs. El
Salvador, supra, párr. 80.

Véase por ejemplo, Caso Masacre de Santo Domingo Vs. Colombia, supra, párrs. 334 a 336, y Caso Colindres
Schonenberg Vs. El Salvador, supra, párr. 80.

8

Véase por ejemplo, Caso Gelman Vs. Uruguay. Fondo y Reparaciones. Sentencia de 24 de febrero de 2011.
Serie C No. 221, párr. 239, y Caso Tenorio Roca y otros Vs. Perú. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y
Costas. Sentencia de 22 de junio de 2016. Serie C No. 31, párrs. 230 y ss.

9

10
Cfr. Caso Masacre de Santo Domingo Vs. Colombia, supra, párr. 143, y Caso Rosadio Villavicencio Vs. Perú,
supra, párr. 167.

Cfr. Caso Escher y otros Vs. Brasil. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 6
de julio de 2009. Serie C No. 200, párr. 38, y Caso Galindo Cárdenas y otros Vs. Perú, supra, Sentencia de 2 de
octubre de 2015. Serie C No. 301, párr. 33.
11

12
Cfr. Caso Masacre de Santo Domingo Vs. Colombia, supra, párr. 143, y Caso Rosadio Villavicencio Vs. Perú,
supra, párr. 166.

2

Select target paragraph3