2
sus respectivas observaciones al escrito del Estado.

CONSIDERANDO QUE:

A.

Solicitud de audiencia especial sobre las excepciones preliminares

A.1. Argumentos de las partes y la Comisión

1.
El Estado solicitó a la Corte “[d]eclarar la inadmisibilidad del caso con fundamento en
las [cinco] excepciones preliminares interpuestas” y, para tales efectos, “fijar una audiencia
especial sobre [las] excepciones preliminares […], de conformidad con el artículo 42.5 del
Reglamento de la Corte”. Al respecto, sostuvo que la Comisión incurrió en prácticas de
violación del debido proceso en la tramitación del caso en su fase de admisibilidad y de fondo,
y cometió irregularidades que lesionan el derecho de defensa del Estado, al haber acumulado 8
casos “de manera no razonada” y sin haber cumplido con el deber de constatar si en cada uno
de ellos existe una supuesta violación y perjuicio. Según el Estado, la Comisión partió de la
presunción que “el Sistema Penal [costarricense] y su Sistema de Impugnación no brindan las
condiciones para la revisión integral del fallo”. Recordó que existen más de 400 peticiones que
esperan ser ingresadas con exactamente los mismos argumentos generalizados sobre el
sistema de impugnación penal costarricense. Al respecto, consideró que el caso propone
reabrir una discusión resuelta con la Resolución de Supervisión de Cumplimiento de Sentencia
emitida el 22 de noviembre de 2010 en el Caso Herrera Ulloa Vs. Costa Rica3. Por ello, sostuvo
que resulta sumamente necesario antes de que se abra eventualmente la discusión de fondo,
conocer y debatir la validez y legitimidad del sometimiento del Caso Amrhein y otros Vs. Costa
Rica ante la Corte.

2.
La Comisión sostuvo que no está suficientemente justificado que la Corte se aparte de
su práctica de celebrar audiencias conjuntas de excepciones preliminares, fondo, reparaciones
y costas. Al respecto, consideró que el Estado no alegó razones suficientes para distinguir este
caso de otros en los cuales se ha invocado excepciones preliminares de similar naturaleza.
Recordó que resulta habitual que los Estados aleguen violaciones a su derecho de defensa
como consecuencia de las decisiones procesales que adopta la Comisión y en múltiples casos la
Corte ha obtenido elementos suficientes para resolver tales alegatos mediante los escritos de
las partes y de la Comisión, así como mediante la audiencia de excepciones preliminares,
fondo, reparaciones y costas. Aunado a ello, señaló que en el presente caso resultaba aún
menos justificado tener una audiencia de excepciones preliminares cuando el argumento
central del Estado de carácter supuestamente preliminar, se relaciona directamente con el
fondo del asunto. Sobre este aspecto, explicó que el Estado tendría dos argumentos centrales.
Primero, que la Comisión acumuló indebidamente los casos pues no verifico la existencia de
violaciones en los mismos. Segundo, que la Comisión pretende cuestionar el sistema de
impugnación ya validado por la Corte en la Resolución de supervisión de cumplimiento de la
Sentencia del Caso Herrera Ulloa. Alegó que ninguno de estos dos argumentos podrían ser
3

En dicha Resolución la Corte declaró que “el Estado ha dado cumplimiento en forma total a los puntos
resolutivos de la Sentencia emitida en el presente caso que establecen que el Estado debe: […] b) adecuar su
ordenamiento jurídico interno a lo establecido en el artículo 8.2.h de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, en relación con el artículo 2 de la misma (punto resolutivo quinto de la Sentencia)”, y resolvió “[d]ar por
concluido el caso Herrera Ulloa, dado que la República de Costa Rica ha dado cumplimiento íntegro a lo ordenado en la
Sentencia emitida por la Corte […] el 2 de julio de 2004”.

Select target paragraph3