casos de demora judicial. Por tanto, la controversia de este caso se basó en si dicha acción se
encontraba realmente disponible.
7.
La Corte, en el mismo sentido que fue alegado por los representantes y por la Comisión,
no consideró demostrado por el Estado que el recurso alegado como disponible era idóneo y
efectivo, pues este no allegó copia de los precedentes en los cuales dicha acción ha sido
utilizada para obtener reparación por la duración excesiva de un procedimiento judicial y, en
todo caso, no se trataba de procesos naturaleza laboral. No obstante, la regulación de la acción
de daños y perjuicios en el Código Civil es lo suficientemente amplia como para entender que
también aplica a casos de demoras judiciales en procesos laborales.
8.
En efecto la acción de daños y perjuicios regulada por el entonces vigente, Código Civil,
establecía que esta procedía para los “[l]os hechos y las omisiones de los funcionarios públicos
en el ejercicio de sus funciones, por no cumplir sino de una manera irregular las obligaciones
legales que les están impuestas, son comprendidos en las disposiciones de este título”.
Adicionalmente, el Estado refirió dos decisiones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación
y una decisión del Juez de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo nº 1 del
Departamento Judicial de La Plata donde se tramitaron acciones por daños y perjuicios
respecto a demoras judiciales.
9.
Estos elementos son más que suficientes para suponer que la acción de daños y
perjuicios se encontraba disponible al momento de los hechos. Al encontrarse disponible dicha
acción, el señor Spoltore ha debido agotarla para poder acceder al sistema interamericano. El
señor Spoltore no agotó dicha acción ni ninguna otra que fuese adecuada para brindarle una
respuesta por la duración excesiva del proceso laboral.
10. La falta de agotamiento de la acción de daños y prejuicios implicó que en el presente
caso, una vez ocurrida la violación a la Convención Americana, no se le brindó al Estado la
oportunidad de solucionarlo internamente. Por tanto, disentí de la opinión mayoritaria de
rechazar la excepción preliminar presentada oportunamente por el Estado en este sentido.
11. Por último, considero oportuno mencionar que, no comparto la opinión mayoritaria
expresada en el punto resolutivo cuarto que declaró la violación del artículo 26 de la
Convención pues parte nuevamente de una deficiente técnica de análisis de los DESCA. Los
argumentos que me llevan a disentir de esta postura han sido ampliamente abordados entre
otros en mis votos parcialmente disidentes de los casos Lagos del Campo Vs. Perú 1,
Trabajadores Cesados de Petroperú y otros Vs. Perú 2, San Miguel Sosa y otras Vs. Venezuela 3,
Cuscul Pivaral y otros Vs. Guatemala 4, Muelle Flores Vs. Perú 5 y Asociación Nacional de
Cesantes y Jubilados de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (ANCEJUBSUNAT) Vs. Perú 6, Caso Hernández Vs. Argentina, así como de mis votos concurrentes a los
1
Cfr. Caso Lagos del Campo Vs. Perú. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de
31 de agosto de 2017. Serie C No. 340. Voto parcialmente disidente del Juez Antonio Humberto Sierra Porto.

Cfr. Caso Trabajadores Cesados de Petroperú y otros Vs. Perú. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones
y Costas. Sentencia de 23 de noviembre de 2017. Serie C No. 344. Voto parcialmente disidente del Juez Antonio
Humberto Sierra Porto.
2

3
Cfr. Caso San Miguel Sosa y otras Vs. Venezuela. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 8 de febrero de
2018. Serie C No. 348. Voto parcialmente disidente del Juez Humberto Antonio Sierra Porto.
4
Cfr. Caso Cuscul Pivaral y otros Vs. Guatemala. Excepción Preliminar, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia
de 23 de agosto de 2018. Serie C No. 359. Voto parcialmente disidente del Juez Humberto Antonio Sierra Porto.
5
Cfr. Caso Muelle Flores Vs. Perú. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 6 de
marzo de 2019. Serie C No. 375. Voto parcialmente disidente del Juez Humberto Antonio Sierra Porto.
6
Cfr. Caso Asociación Nacional de Cesantes y Jubilados de la Superintendencia Nacional de Administración
Tributaria (ANCEJUB-SUNAT) Vs. Perú. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 21 de
noviembre de 2019. Serie C No. 394. Voto parcialmente disidente del Juez Humberto Antonio Sierra Porto.

2

Select target paragraph3