INFORME No. 144/19 CASO 12.675 INFORME DE FONDO GABRIEL SALES PIMENTA BRASIL I. INTRODUCCIÓN 1. El 9 de noviembre de 2006, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión Interamericana”, “la Comisión” o “la CIDH”) recibió una petición en la cual se alega la responsabilidad internacional de la República Federativa de Brasil (en adelante “el Estado 1”, “el Estado brasileño” o “Brasil”) por el asesinato del defensor de derechos humanos Gabriel Sales Pimenta y por la impunidad que siguió a los hechos. Se alega que se violaron los derechos tanto de Gabriel Sales Pimenta como de su familia. La petición fue presentada por la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) (en adelante “los peticionarios” o “la parte peticionaria”). 2. La Comisión aprobó el Informe de Admisibilidad No. 73/08 el 17 de octubre de 20082 y lo transmitió a las partes el 15 de diciembre de 2008. Las partes contaron con los plazos reglamentarios para formular observaciones adicionales sobre el fondo. Toda la información recibida fue transmitida debidamente a las partes. II. POSICIÓN DE LAS PARTES A. Posición de la parte peticionaria 3. La parte peticionaria alega que Gabriel Sales Pimenta, abogado popular del Sindicato de los Trabajadores Rurales y de la Comisión Pastoral de la Tierra, fue asesinado a raíz de su diligente actuación en pro de estos trabajadores. En vista del trabajo que Gabriel realizaba como abogado popular, la parte peticionaria afirma que debe ser considerado como defensor de derechos humanos. 4. La parte peticionaria señala que el asesinato de Gabriel Sales Pimenta no fue investigado y sancionado de manera adecuada. En ese sentido, según la parte peticionaria, no se responsabilizó a ninguno de los involucrados en su muerte. 5. Según la parte peticionaria, el asesinato de Gabriel Sales Pimenta se encuadra en un esquema de violencia sistemática y generalizada, que permanece en la impunidad, contra trabajadores rurales, dirigentes y abogados vinculados a los movimientos sociales de lucha por la tierra en Brasil. 6. Por consiguiente, la parte peticionaria solicita que la Comisión reconozca la responsabilidad internacional del Estado por violaciones i) del artículo I de la Declaración Americana y los artículos 4 y 5 de la Convención Americana, ya que no adoptó las medidas necesarias para proteger y garantizar el derecho a la vida y a la integridad personal de Gabriel Pimenta en el contexto de violencia contra defensores de derechos humanos en el estado de Pará, no tomó las medidas necesarias para protegerlo en vista de las amenazas que había recibido en su particular situación de riesgo y no investigó, enjuició y sancionó a todos los responsables de su homicidio; ii) del artículo XVIII de la Declaración Americana y los artículos 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en lo que respecta al artículo 1.1, ya que no actuó con la debida diligencia ni en consonancia De conformidad con lo dispuesto en el artículo 17.2 del Reglamento de la Comisión, la comisionada Flávia Piovesan, de nacionalidad brasileña, no participó en el debate ni en la decisión sobre este caso. 2 La Comisión declaró admisible el caso en relación con los artículos I, XVIII y XXII de la Declaración Americana y con los artículos 8.1 y 25 de la Convención Americana en lo que respecta a la obligación general establecida en el artículo 1.1 de dicho instrumento. Cf. CIDH. Informe No. 73/08, Petición 1236-06. Admisibilidad. Gabriel Sales Pimenta v. Brasil. 17 de octubre de 2008. 1 1

Select target paragraph3