Resolución de la Presidenta
de la Corte Interamericana de Derechos Humanos
de 24 de abril de 2009
Solicitud de Medidas Provisionales
Caso González y otras (“Campo Algodonero”) vs. México
Visto:
1.
El escrito de demanda presentado por la Comisión Interamericana de
Derechos Humanos (en adelante “la Comisión Interamericana” o “la Comisión”) ante
la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte
Interamericana”, “la Corte” o “el Tribunal”) el 4 de noviembre de 2007.
2.
El escrito de solicitudes, argumentos y pruebas (en adelante “escrito de
solicitudes y argumentos”) presentado por los representantes de las presuntas
víctimas (en adelante “los representantes”) el 23 de febrero de 2008.
3.
El escrito de contestación de la demanda y observaciones al escrito de
solicitudes y argumentos (en adelante “contestación de la demanda”) presentado por
los Estados Unidos Mexicanos (en adelante “el Estado” o “México”) el 26 de mayo de
2008.
4.
La Resolución de la Presidenta de la Corte de 18 de marzo de 2009, mediante
la cual, inter alia, requirió que la señora Rosa Isela Pérez Torres presentara su
declaración testimonial en el presente caso sobre “[su documentación de] la violencia
contra las mujeres en Ciudad Juárez y las [supuestas] actuaciones irregulares de las
autoridades locales y federales” y aportara información sobre “la [presunta]
influencia del gobierno del Estado en el manejo de la información en los medios de
comunicación sobre la violencia contra las mujeres, en especial sobre los homicidios
de mujeres registrados desde 1993”.
5.
El escrito recibido el 22 de abril de 2009, mediante el cual los representantes
remitieron la declaración testimonial de la señora Pérez Torres. En dicha declaración
la testigo manifestó que “[e]s de [su] interés solicitar medidas provisionales” porque
considera que “la mejor manera de garantizar [su] seguridad y [sus] libertades es
saliendo del país, pues [tiene] un miedo fundado e inminente de los agentes de
seguridad pública locales y federales”. Además, la testigo manifestó que “[d]ej[aba
a] consideración [de la Corte] las vías más oportunas para garantizar [su]
protección”.
6.
El escrito de 23 de abril de 2009, mediante el cual los representantes
solicitaron a la Corte que, “[c]omo se señaló a través del testimonio” de la señora
Pérez Torres, “por la situación de temor fundado y grave peligro inminente por la
rendición de dicho testimonio”, ordene al Estado la adopción de medidas
provisionales “para garantizar su vida y seguridad”. Agregaron que “[d]ichas
medidas se solicitaron para su persona, pero por la manera de actuación en Ciudad
Juárez de las amenazas y represalias a través de familiares” se solicita “ampliación
de dichas medidas […] también a su familia”.

Select target paragraph3