b)
Frente a la amenaza al derecho a la vida del juez Urrutia Laubreaux el
representante argumentó que, el 25 de noviembre de 2019, la presunta víctima fue
informada de las amenazas que estaban circulando por una página web en contra de su
vida y la de otro juez. Ante esto, el juez Urrutia interpuso denuncia ante la Fiscalía
Regional metropolitana Centro Norte informando la situación y, además, solicitó que se
investigara la veracidad de los hechos para así poder determinar la necesidad de
ordenarle medidas de protección para él y su familia3.
c)
Adicionalmente, el representante informó que se concedió una licencia laboral al
juez Urrutia Laubreaux por 15 días debido a que se encontraba con “estrés acumulado”4.

3.
El escrito de 27 de enero de 2020 y sus anexos, mediante los cuales el Estado
presentó sus observaciones sobre la solicitud del representante, solicitando su rechazo por
no cumplir con los tres requisitos del artículo 63.2 de la Convención y 27.1 del Reglamento.
El Estado argumentó que: i) en cuanto a la extrema gravedad, sostuvo que la solicitud del
representante recae en un procedimiento administrativo que se encuentra en curso, “el cual
no tiene la entidad de ser una amenaza real a la afectación de los derechos de la presunta
víctima” y no se aportó información que demuestre la situación de extrema gravedad a la
que se enfrenta el juez; ii) en cuanto a la urgencia, indicó que le ofreció al señor Urrutia
Laubreaux medidas de protección en respuesta a la amenaza recibida y éste las rechazó,
evidenciando la inexistencia de dicha urgencia5. Adicionalmente, el Estado mencionó que
inició una investigación de los posibles responsables de dicha amenaza; y iii) frente al
requisito de “daño irreparable”, señaló que las afirmaciones hechas por el representante son
demasiado amplias e imprecisas, lo cual impide determinar los elementos constitutivos que
causarían un daño irreparable al derecho a la vida del juez Urrutia Laubreaux.
4.
El escrito de 27 de enero de 2020, mediante el cual la Comisión Interamericana de
Derechos Humanos presentó sus observaciones sobre la solicitud. La Comisión consideró que
la “Corte podría tomar en cuenta que la [presunta] víctima continúa ejerciendo su labor
judicial, así como su libertad de expresión y la consecuencia jurídica de dichas expresiones a
la luz de la norma inconvencional mencionada ha sido el inicio de procesos disciplinarios en
su contra, lo cual pone en riesgo su libertad de pensamiento y de expresión a la luz del
artículo 13 de la Convención Americana. Específicamente, en relación con el derecho a la
vida e integridad personal, la Comisión consider[ó] relevante que la […] Corte valore la
respuesta del Estado en relación con los hechos descritos, y las medidas de protección
solicitadas, así como su posible relación con los hechos del presente caso”.
CONSIDERANDO:
1.
Chile es Estado Parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en
adelante “Convención Americana”) desde el 21 de agosto de 1990 y reconoció la
competencia contenciosa de la Corte en esa misma fecha.
3

Cfr. Denuncia presentada por Daniel David Urrutia Laubreaux ante la Fiscalía Regional Metropolitana Centro
Norte el 26 de noviembre de 2019 (expediente principal, folio 6).
4
Cfr. Ministerio de Salud. Licencia médica No. 035886345-0 de 13 de enero de 2020 (expediente principal,
folio 7).
5
El 25 de enero de 2020, el Director de la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones (UCIEX),
informó que frente a las amenazas a la vida del señor Urrutia “se tomó contacto telefónico con el Magistrado Urrutia
a quien se solicitó información sobre su estado actual, tanto físico como emocional; ofreciendo además la dictación
por parte de la Fiscalía de las medidas de protección “familia en línea” o “punto fijo” de Carabineros. Frente a esto
el Magistrado Sr. Urrutia señaló que por el momento no lo estima necesario toda vez que viajará fuera del país por
el lapso de una semana y además porque cree necesario que la investigación tenga mayores resultados en cuanto a
la determinación de quienes pudieron ser los autores de las amenazas en su contra, luego de lo cual será pertinente
reevaluar la situación”. Cfr. Comunicación del Director de la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones
(UCIEX) de 25 de enero de 2020 (expediente principal, folio 45).

2

Select target paragraph3