el artículo 27.2 del Reglamento de la Corte señala que: “[s]i se tratare de asuntos aún
no sometidos a su conocimiento, la Corte podrá actuar a solicitud de la Comisión”.
6. En el Derecho Internacional de los Derechos Humanos las medidas provisionales
tienen un carácter no sólo cautelar, en el sentido de que preservan una situación
jurídica, sino fundamentalmente tutelar, por cuanto protegen derechos humanos, en
tanto que buscan evitar daños irreparables a las personas. Éstas se aplican siempre y
cuando se reúnan los requisitos básicos de extrema gravedad y urgencia y de la
prevención de daños irreparables a las personas. De esta manera, las medidas
provisionales se transforman en una verdadera garantía jurisdiccional de carácter
preventivo1.
7. La disposición establecida en el artículo 63.2 de la Convención confiere un carácter
obligatorio a la adopción, por parte del Estado, de las medidas provisionales que le
ordene este Tribunal. Adicionalmente estos deben cumplir sus obligaciones
convencionales de buena fe (pacta sunt servanda)2.
8. La Corte verifica que la presente solicitud de medidas provisionales no se relaciona
con un caso en conocimiento de la Corte. Asimismo, la Comisión informó que no ha
recibido una petición individual sobre el fondo del caso, por lo que la medida atendería
a la dimensión tutelar de dicho mecanismo.
A. Solicitud presentada por la Comisión
9. La Comisión sostuvo que la Comunidad indígena Choréachi se encuentra ubicada
“en el municipio de Guadalupe y Calvo, en el estado de Chihuahua, México” y está
integrada por rarámuri o tarahumaras, “c[ontando] con una población aproximada de
800 hombres y mujeres, de los cuales aproximadamente 250 son niños y niñas”. La
Comisión afirmó que esta Comunidad “es denominada una ‘comunidad de hecho’ en
tanto no cuenta con reconocimiento legal del Estado mexicano sobre la posesión
ancestral de su territorio”. Adicionalmente, indicó que “en la actualidad existe una
dispu[ta] ante un tribunal agrario interno por un área que sería parte del territorio
ancestral de los rarámuri de Choréachi, debido a una dotación de tierras realizada por
las autoridades del Estado en 1969, a una ‘comunidad mestiza’ denominada ‘Coloradas
de los Chávez’. Según lo alegado, si bien dicha comunidad nunca habría tenido
posesión sobre dicho territorio, se les habría otorgado un permiso para talar el bosque
ubicado en los territorios ancestrales”.
10. La Comisión sostuvo que desde el año 2013 hasta el presente, la Comunidad
Choréachi “viene siendo objeto de graves hechos de agresiones, hostigamientos y
amenazas en un contexto en el cual sostiene una disputa legal del territorio con otra
comunidad, y se alega además la presencia de grupos criminales con intereses en el
uso de la tierra y vinculados al narcotráfico”. Al respecto, señaló que esa “situación de
riesgo extremo continúa a pesar de la adopción de medidas cautelares [adoptadas el 6
de octubre de 2014 (infra párr. *)] por parte de la C[omisión]”.
1

Cfr. Caso del Periódico “La Nación”. Medidas Provisionales respecto de Costa Rica. Resolución de la
Corte Interamericana de Derechos Humanos de 7 de septiembre de 2001, Considerando 4, y Asunto del Instituto
Penal Plácido de Sá Carvalho respecto de Brasil. Medidas Provisionales. Resolución de la Corte Interamericana de
Derechos Humanos de 13 de febrero de 2017, Considerando 4.
2

Asunto James y otros. Medidas Provisionales respecto de Trinidad y Tobago. Resolución de la Corte
Interamericana de Derechos Humanos de 14 de junio de 1998, Considerando 6, y Asunto Pobladores de las
Comunidades del Pueblo Indígena Miskitu de la Región Costa Caribe Norte respecto de Nicaragua. Solicitud de
medidas provisionales. Resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 1 de septiembre de
2016, Considerando 5.

-2-

Select target paragraph3