-24.
Los escritos de 17 y 21 de septiembre de 2010, mediante los cuales la Comisión
Interamericana y el Estado indicaron que no tenían observaciones en relación con la
solicitud de sustitución del testigo señalada (supra Visto 2).
CONSIDERANDO QUE:
1.
Acerca de la citación de presuntas víctimas, testigos y peritos, el artículo
50 del Reglamento 1 señala que:
1. La Corte fijará la oportunidad para la presentación, a cargo de las partes, de las
presuntas víctimas, los testigos y peritos que considere necesario escuchar. Asimismo, al
citar a las presuntas víctimas, al testigo y al perito, la Corte indicará el objeto de la
declaración, testimonio o peritaje. El Tribunal podrá designar peritos y admitir aquellos que
con tal calidad sean propuestos por las partes, cuyos dictámenes valorará tomando en
cuenta quién propuso su designación.
2. La parte que ofrece una prueba de presuntas víctimas, testigos o peritos se encargará
de su comparecencia ante el Tribunal.
3. La Corte podrá requerir que determinados presuntas víctimas, testigos y peritos
ofrecidos por las partes presten sus declaraciones, testimonios o peritazgos a través de
declaración rendida ante fedatario público (affidávit). Una vez recibida la declaración
rendida ante fedatario público (affidávit), ésta se trasladará a la o las otras partes para
que presenten sus observaciones.

2.
El artículo 49 del Reglamento del Tribunal (en adelante “el Reglamento”) se
refiere a la sustitución de declarantes ofrecidos en los siguientes términos:
Excepcionalmente, frente a solicitud fundada y oído el parecer de la contraparte, la Corte
podrá aceptar la sustitución de un declarante siempre que se individualice al sustituto y se
respete el objeto de la declaración, testimonio o peritaje originalmente ofrecido.

3.
Los representantes ofrecieron en la debida oportunidad procesal el testimonio
del señor Eduardo Galeano y el objeto y la modalidad para evacuar su testimonio fue
determinado en la Resolución de 10 de septiembre de 2010 (supra Visto 1).
4.
Al solicitar la sustitución del testigo, los representantes advirtieron que
mantenían el objeto del testimonio originalmente ofrecido (supra Visto 2). Además, se
otorgó la oportunidad a la Comisión Interamericana y al Estado para referirse a esta
solicitud, los que no presentaron observaciones (supra Visto 4).
5.
Es necesario asegurar el conocimiento de la verdad y la más amplia
presentación de hechos y argumentos por las partes, en todo lo que sea pertinente
para la solución de las cuestiones controvertidas, garantizando a éstas tanto el
derecho a la defensa de sus respectivas posiciones como la posibilidad de atender
adecuadamente los casos sujetos a consideración de la Corte 2.

1

Reglamento aprobado por la Corte en su en su LXXXV Período Ordinario de Sesiones celebrado del
16 al 28 de noviembre de 2009 y que entró en vigor el 1 de enero de 2010, que es aplicable al presente
caso.
2

Cfr Caso Ibsen Cárdenas e Ibsen Peña Vs. Bolivia. Resolución del Presidente de la Corte
Interamericana de Derechos Humanos de 6 de abril de 2010, párrafo considerando quinto, y Caso Vélez Loor
Vs. Panamá, Resolución del Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 10 de agosto de
2010, párrafo considerativo cuarto.

Select target paragraph3