11 de julio de 2019
REF.:

Caso No. 12.786
Luis Eduardo Guachalá Chimbó y familia
Ecuador

Señor Secretario:
Tengo el agrado de dirigirme a usted, en nombre de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con
el objeto de presentar ante la Honorable Corte Interamericana de Derechos Humanos el Caso No. 12.786 – Luis
Eduardo Guachalá Chimbó y familia respecto de la República de Ecuador (en adelante “el Estado”, “el Estado
ecuatoriano” o “Ecuador”).
El presente caso se relaciona con la desaparición de Luis Eduardo Guachalá Chimbó, persona con
discapacidad mental, en enero de 2004, mientras se encontraba en un centro público de salud mental en la ciudad
de Quito, Ecuador. La CIDH consideró que el Estado vulneró el derecho a la capacidad jurídica (como componente
del derecho al reconocimiento de la personalidad jurídica, entre otros derechos) del señor Guachalá al
institucionalizarlo en un centro de salud mental sin su consentimiento informado. Asimismo, la Comisión consideró
que, por tales razones, el internamiento del señor Guachalá constituyó una privación de libertad arbitraria
incompatible con la Convención Americana y una forma de discriminación por su condición de discapacidad.
Adicionalmente, la CIDH notó que no existe constancia alguna de que el señor Guachalá, mientras se
encontraba institucionalizado, haya contado con información sobre su diagnóstico y tratamiento disponible y que
haya ofrecido su consentimiento a efectos de recibir dicho tratamiento. De esta manera, la Comisión determinó que
el centro médico realizó una intervención que puede ser calificada como paternalista e injustificada toda vez que, al
cercenarle su capacidad jurídica sin buscar obtener su consentimiento previo, libre, pleno e informado, restringió la
autonomía, integridad y salud del señor Guachalá para tomar una decisión sobre su salud mental mediante el
tratamiento médico ejercido. La Comisión también consideró que el Estado vulneró los derechos a la vida e
integridad personal del señor Guachalá debido al incumplimiento de su deber de investigar seriamente los hechos
para lograr su debido esclarecimiento así como de la presunción de responsabilidad cuando una persona desaparece
bajo la custodia del Estado.
Asimismo, la CIDH consideró que el Estado ecuatoriano violó los derechos a las garantías judiciales y
protección judicial en tanto i) ni la investigación penal, administrativa, ni los recursos de exhibición personal y queja
ante la Defensoría del Pueblo, fueron llevados a cabo con la debida diligencia que era exigible a las autoridades a
cargo de los procesos internos en el presente caso; y ii) los casi 16 años que han transcurrido desde la interposición
de la denuncia sin que el Estado haya logrado esclarecer los hechos, determinar las sanciones aplicables e identificar
el destino o paradero de Luis Eduardo Guachalá, constituye un plazo excesivo que no ha sido justificado
adecuadamente. Finalmente, la Comisión consideró que Ecuador violó el derecho a la integridad personal de la
madre del señor Guachalá y su núcleo familiar en tanto sufrieron profundamente por la desaparición de su ser
querido, lo que se ha venido agravando y profundizando como consecuencia de la falta de esclarecimiento y justicia
sobre las circunstancias de la misma.
Señor
Pablo Saavedra Alessandri
Secretario
Corte Interamericana de Derechos Humanos
San José, Costa Rica

Select target paragraph3