RESOLUCIÓN DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS*
DE 26 DE FEBRERO DE 2016
CASO ARTAVIA MURILLO Y OTROS (“FECUNDACIÓN IN VITRO”) VS. COSTA RICA
SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA
VISTO:
1.
La Sentencia de excepciones preliminares, fondo, reparaciones y costas (en adelante
“la Sentencia”) emitida en el presente caso por la Corte Interamericana de Derechos
Humanos (en adelante “la Corte Interamericana”, “la Corte” o “el Tribunal”) el 28 de
noviembre de 20121. Dicha Sentencia determinó que la República de Costa Rica (en
adelante “el Estado” o “Costa Rica”) es internacionalmente responsable por haber vulnerado
los derechos a la vida privada y familiar y el derecho a la integridad personal en relación con
la autonomía personal, el derecho a decidir si tener hijos bilógicos a través de una técnica
de reproducción asistida, la salud sexual, el derecho a gozar de los beneficios del progreso
científico y tecnológico, así como el principio de no discriminación2, en perjuicio de dieciocho
personas3. Algunas de las víctimas se encontraban recibiendo en Costa Rica el tratamiento
médico correspondiente a la técnica de fecundación in vitro (en adelante también “FIV”),
cuando el 15 de marzo del año 2000 la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Costa
Rica (en adelante también “la Sala Constitucional”) declaró inconstitucional el Decreto
Ejecutivo No. 24029-S de 3 de febrero de 1995 que regulaba dicha técnica de reproducción
asistida4, lo cual implicó que: en la práctica se prohibiera la FIV en Costa Rica y que,
consecuentemente, algunas de las víctimas del presente caso se encontraran obligadas a
interrumpir el tratamiento médico previamente iniciado; que otras tuvieran que viajar a
otros países para poder acceder y culminar dicho tratamiento, y que otras no pudieran
acceder a este técnica de reproducción asistida. La Corte estableció que su Sentencia
constituye per se una forma de reparación y, adicionalmente, ordenó al Estado medidas
para garantizar los derechos violados y otras medidas de reparación, entre ellas
determinadas garantías de no repetición (infra Considerando 2).
*
De conformidad con el artículo 17.2 del Reglamento de la Corte, la presente Resolución se adopta con la
composición de los jueces de la Corte que estuvo presente en la audiencia pública de supervisión de cumplimiento
de sentencia celebrada en el presente caso el 3 de septiembre de 2015. El referido artículo 17.2 establece que
“[t]odo lo relativo a las reparaciones y costas, así como a la supervisión del cumplimiento de las sentencias de la
Corte, compete a los Jueces que la integren en este estado del proceso, salvo que ya hubiere tenido lugar una
audiencia pública y en tal caso conocerán los jueces que hubieren estado presentes en esa audiencia”.
**
El Juez Manuel E. Ventura Robles, de nacionalidad costarricense, no participó en la deliberación y firma de la
Sentencia del presente caso, ni en el conocimiento y deliberación de la presente Resolución, de conformidad con lo
dispuesto en el artículo 19.1 del Reglamento de la Corte.
1
La Sentencia fue notificada el 20 de diciembre de 2012. Cfr. Caso Artavia Murillo y otros (Fecundación in
vitro) Vs. Costa Rica. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 28 noviembre de 2012
Serie
C
No.
257.
El
texto
íntegro
de
la
Sentencia
se
encuentra
disponible
en:
http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_257_esp.pdf.
2
En el punto dispositivo primero y el párrafo 317 de la Sentencia, la Corte declaró a Costa Rica responsable
por la violación de los derechos a la integridad personal, a la libertad personal, a la protección de la honrra y
dignidad y a la protección de la familia, consagrados, respectivamente, en los artículos 5.1, 7, 11.2 y 17.2 de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos, en relación con el artículo 1.1 de dicho tratado.
3
Grettel Artavia Murillo, Miguel Mejías Carballo, Andrea Bianchi Bruna, Germán Alberto Moreno Valencia, Ana
Cristina Castillo León, Enrique Acuña Cartín, Ileana Henchoz Bolaños, Miguel Antonio Yamuni Zeledón, Claudia
María Carro Maklouf, Víktor Hugo Sanabria León, Karen Espinoza Vindas, Héctor Jiménez Acuña, María del Socorro
Calderón Porras, Joaquinita Arroyo Fonseca, Geovanni Antonio Vega Cordero, Carlos Eduardo de Jesús Vargas
Solórzano, Julieta González Ledezma y Oriéster Rojas Carranza.
4
Mediante Sentencia No. 2000-02306 de 15 de marzo de 2000, Expediente No. 95-001734-007-CO.

Select target paragraph3