6 de junio de 2021
REF.:

Caso No. 13.193
Thomas Scot Cochran
Costa Rica

Señor Secretario:
Tengo el agrado de dirigirme a usted, en nombre de la Comisión Interamericana de Derechos
Humanos, con el objeto de someter a la jurisdicción de la Honorable Corte Interamericana de Derechos
Humanos, el Caso 13.193 – Thomas Scot Cochran, de la República de Costa Rica (en adelante “el Estado”, “el
Estado costarricense” o “Costa Rica”), relacionado con la responsabilidad internacional del Estado por la
violación del derecho a la información sobre la asistencia consular de Thomas Scot Cochran en el marco del
proceso penal seguido en su contra.
El señor Cochran fue arrestado en su domicilio en la ciudad de San José el 20 de enero de 2003 y ese
mismo día el Juzgado Penal de Turno Extraordinario de San José decretó su prisión preventiva por seis meses,
medida que fue prorrogada en cuatro oportunidades. El 17 de agosto de 2004 el señor Cochran fue condenado
por los delitos de suministro de estupefacientes a menores de edad, fabricación o producción de pornografía,
difusión de pornografía y relaciones sexuales remuneradas con menores de edad a la pena de 45 años de
prisión. La defensa interpuso un recurso de casación que fue declarado sin lugar por la Sala Tercera de la Corte
Suprema de Justicia el 28 de febrero de 2005. Posteriormente la defensa interpuso tres recursos de revisión
que fueron declarados sin lugar.
En su Informe de Admisibilidad y Fondo la Comisión analizó los alegatos presentados por el señor
Cochran relativos a la inviolabilidad del domicilio, a las garantías judiciales, a la libertad personal, y a recurrir
el fallo condenatorio dictado en su contra ante un juez o tribunal superior.
Respecto al primer alegato, la Comisión señaló que la controversia radica que, según el peticionario,
el procedimiento fue realizado en una fecha y hora distinta a la prevista en la orden judicial. Con base en la
documentación disponible, la Comisión verificó que el allanamiento realizado a la vivienda del señor Cochran
que culminó con su arresto tuvo lugar el día y hora autorizado por el juez de la causa. Por otra parte, consideró
que no existen elementos para sostener que el allanamiento haya sido ilegal o arbitrario. En virtud de ello, la
Comisión no encontró acreditado que se hubiera configurado una violación del derecho a no ser objeto de
injerencias arbitrarias o abusivas en el domicilio privado.
Por otra parte, la CIDH analizó la controversia sobre si los funcionarios que procedieron al arresto del
señor Cochran le informaron de su derecho a la información sobre la asistencia consular en cuanto ciudadano
extranjero.

Señor
Pablo Saavedra Alessandri
Secretario
Corte Interamericana de Derechos Humanos
San José, Costa Rica

Select target paragraph3