RESOLUCIÓN DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS *
DE 19 DE NOVIEMBRE DE 2020
CASO GELMAN VS. URUGUAY
SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA
VISTO:
1.
La Sentencia de fondo y reparaciones dictada por la Corte Interamericana de
Derechos Humanos (en adelante “la Corte Interamericana”, “la Corte” o “el Tribunal”) el
24 de febrero de 20111. Tomando en cuenta el reconocimiento parcial de responsabilidad
internacional efectuado por la República Oriental del Uruguay (en adelante “el Estado” o
“Uruguay”), la Corte la declaró responsable internacionalmente por la violación de
diversos derechos humanos derivados de la desaparición forzada de María Claudia García
Iruretagoyen y de la supresión y sustitución de identidad de su hija María Macarena
Gelman García, así como por la violación a los derechos a la integridad personal y a la
protección de la familia en perjuicio del señor Juan Gelman, abuelo de María Macarena.
También lo declaró responsable de la violación de los derechos a las garantías judiciales
y a la protección judicial, derivada de la falta de investigación efectiva de los hechos del
presente caso, en perjuicio de Juan Gelman y de María Macarena Gelman. Los hechos
del presente caso ocurrieron durante la dictadura cívico-militar que gobernó Uruguay
entre 1973 y 1985, en un contexto de práctica sistemática de graves violaciones de
derechos humanos por fuerzas de seguridad e inteligencia de la dictadura uruguaya en
colaboración con autoridades argentinas, en el marco de la doctrina de seguridad
nacional y de la llamada “Operación Cóndor”. El 24 de agosto de 1976 militares
uruguayos y argentinos privaron de su libertad de forma ilegal a María Claudia García y
a su esposo Marcelo Ariel Gelman Schubaroff, ambos de nacionalidad argentina. María
Claudia tenía 19 años de edad y se encontraba en avanzado estado de embarazo. El
esposo de María Claudia fue ejecutado (sus restos fueron descubiertos en 1989) y, en
octubre de 1976, ella fue trasladada por autoridades uruguayas en un vuelo de forma
clandestina a Montevideo, Uruguay, donde permaneció detenida en la sede del Servicio
de Información de Defensa del Uruguay, luego dio a luz a una niña, quien le fue sustraída
recién nacida. La niña fue entregada ilegalmente a otra familia en el Uruguay, quienes
la registraron como hija propia y le dieron el nombre de María Macarena. Desde entonces
María Claudia García se encuentra desaparecida. Durante décadas los suegros de María
Claudia (el señor Juan Gelman y la señora Mara Elda Magdalena La Madrid Daltoe)
realizaron por su cuenta averiguaciones sobre lo ocurrido a los tres. En el 2000, a la
edad de 23 años, por primera vez, María Macarena tuvo contacto con su abuelo Juan
Gelman, a partir de lo cual conoció su verdadera identidad y lo sucedido a su madre y
padre biológicos. En el 2005, a partir de una acción judicial interpuesta en el Uruguay
El Juez Ricardo C. Pérez Manrique, de nacionalidad uruguaya, no participó en el conocimiento y
deliberación de la presente Resolución, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 19.1 del Reglamento
de la Corte. El Juez Eugenio Raúl Zaffaroni no participó en la deliberación y firma de la presente Resolución,
debido a que, con base en el artículo 19 del Estatuto de la Corte, solicitó excusarse en este caso en etapa de
supervisión de cumplimiento, lo cual fue aceptado por la Corte. Debido a las circunstancias excepcionales
ocasionadas por la pandemia COVID-19, esta Resolución fue deliberada y aprobada durante el 138 Período
Ordinario de Sesiones, el cual se llevó a cabo de forma no presencial utilizando medios tecnológicos de
conformidad con lo establecido en el Reglamento de la Corte.
1
Cfr. Caso Gelman Vs. Uruguay. Fondo y Reparaciones. Sentencia de 24 de febrero de 2011. Serie C No.
221. Disponible en: http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_221_esp1.pdf. La Sentencia fue
notificada al Estado el 23 de marzo de 2011.
*

-1-

Select target paragraph3