del Socorro Oviedo Delgado, funcionaria de dicha organización, así como la nota de la
Secretaría de la Corte (en adelante “la Secretaría”) de 6 de septiembre de 2021, mediante la
cual se acusó recibo del referido informe y se solicitó a la CPDH remitir toda la documentación
disponible que sustentara lo alegado.
4.
Las diversas comunicaciones de 9 de septiembre de 2021, mediante las cuales la CPDH
remitió la documentación solicitada por el Tribunal, así como la nota de Secretaría de 16 de
septiembre de 2021, mediante la cual se acusó recibo de la referida información y fue
transmitida al Estado y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en la adelante
“la Comisión” o “la Comisión Interamericana”) para que, a más tardar el 24 de septiembre
de 2021, remitieran las observaciones que estimaran pertinentes.
5.
Los escritos de 16 y 20 de septiembre de 2021, por medio de los cual el Estado y la
Comisión, respectivamente, remitieron sus observaciones con relación al informe e
información remitida por la CPDH sobre la situación de la señora María del Socorro Oviedo
Delgado.
6.
La comunicación de 20 de septiembre de 2021 y anexo, mediante la cual la CPDH
presentó nueva documentación en relación con la situación de la señora María del Socorro
Oviedo Delgado.
7.
La nota de Secretaría de 22 de septiembre de 2021, mediante la cual se acusó recibo
de las observaciones remitidas por el Estado y la Comisión y se remitió a las partes y la
Comisión la nueva documentación presentada por la CPDH.
8.
El escrito de 22 de septiembre de 2021, mediante el cual el Estado se refirió a la
solicitud de la CPDH con respecto a la señora María del Socorro Oviedo Delgado, así como la
nota de Secretaría de 24 de septiembre de 2021, mediante la cual se acusó recibo del
mencionado escrito y se transmitió a las partes y la Comisión.
CONSIDERANDO QUE:
1.
El artículo 63.2 de la Convención Americana dispone que, “[e]n casos de extrema
gravedad y urgencia, y cuando se haga necesario evitar daños irreparables a las personas, la
Corte, en los asuntos que esté conociendo, podrá tomar las medidas provisionales que
considere pertinentes. Si se tratare de asuntos que aún no estén sometidos a su
conocimiento, podrá actuar a solicitud de la Comisión”. La orden de adoptar medidas es
aplicable siempre y cuando se reúnan los requisitos básicos de extrema gravedad y urgencia
y de la necesidad de prevención de daños irreparables a las personas. Estos tres requisitos
son coexistentes y deben persistir para que la Corte mantenga la protección ordenada 4.
2.
La disposición establecida en el artículo 63.2 de la Convención confiere un carácter
obligatorio a las medidas provisionales que ordena este Tribunal, ya que el principio básico
del Derecho Internacional, respaldado por la jurisprudencia internacional, ha señalado que
los Estados deben cumplir sus obligaciones convencionales de buena fe (pacta sunt
servanda)5. Estas órdenes implican un deber especial de protección de los beneficiarios de
Cfr. Asunto Álvarez y otros. Medidas provisionales respecto de Colombia. Resolución de la Corte
Interamericana de Derechos Humanos de 22 de mayo de 2013, Considerando 2, y Asunto Integrantes del Centro
Nicaragüense de Derechos Humanos y de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CENIDH-CPDH) respecto
de Nicaragua. Medidas Provisionales. Resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 1 de
septiembre de 2021, Considerando 1.
4

Cfr. Asunto James y otros. Medidas Provisionales respecto de Trinidad y Tobago. Resolución de la Corte
Interamericana de Derechos Humanos de 14 de junio de 1998, Considerando 6, y Asunto Integrantes del Centro
5

2

Select target paragraph3