22 de agosto de 2014
Ref.:

Caso No. 12.700
Agustín Bladimiro Zegarra Marín
Perú

Señor Secretario:
Tengo el agrado de dirigirme a usted en nombre de la Comisión Interamericana de Derechos
Humanos con el objeto de someter a la jurisdicción de la Honorable Corte Interamericana de Derechos
Humanos, el caso 12.700 – Agustín Bladimiro Zegarra Marín respecto de la República de Perú (en adelante
“el Estado”, “el Estado peruano” o “Perú”).
El presente caso se relaciona con la violación al principio de presunción de inocencia y al deber de
motivación en perjuicio del señor Agustín Bladimiro Zegarra Marín, quien fue condenado por la Quinta Sala
Penal de la Corte Superior de Justicia el 8 de noviembre de 1996 por los delitos contra la administración de
justicia (encubrimiento personal), contra la fe pública (falsificación de documentos en general) y
corrupción de funcionarios. Dicha autoridad judicial fue explícita en indicar que el único elemento de
prueba en contra del señor Zegarra Marín eran las declaraciones de sus coimputados. Además, no obstante
existir prueba favorable que contradecía directamente dichas declaraciones, la Sala no motivó las razones
por las cuales tales pruebas no generaban duda sobre la responsabilidad penal de la víctima, limitándose a
indicar que las imputaciones realizadas por el coimputado eran “factibles”. La Comisión consideró que la
condena penal de una persona sobre la base exclusiva de la “factibilidad” de los hechos indicados en la
declaración de un coimputado, debe ser considerada bajo el principio de presunción de inocencia. Además,
en el presente caso la Comisión encontró una manifiesta inversión de la carga de la prueba que quedó
plasmada en la sentencia condenatoria al indicar la Quinta Sala Penal que “no ha surgido prueba de
descargo contundente que lo haga totalmente inocente de los ilícitos que se le imputan”. Asimismo, la
Comisión consideró que el recurso de nulidad resuelto el 17 de diciembre de 1997 no cumplió con el
derecho a recurrir el fallo y que ni dicho recurso de nulidad ni el recurso de revisión resuelto el 24 de
agosto de 1999, constituyeron recursos efectivos frente a las violaciones al debido proceso generadas en la
sentencia condenatoria de primera instancia.
Señor
Pablo Saavedra Alessandri, Secretario
Corte Interamericana de Derechos Humanos
Apartado 6906-1000
San José, Costa Rica
Anexos

Select target paragraph3