2
la misma comunicación, la Comisión se puso a disposición de las partes a fin de lograr una solución
amistosa del asunto.
5.
Las observaciones sobre el fondo del peticionario fueron recibidas el 3 de marzo de
2010 y las del Estado el 13 de julio de 2010. El 26 de febrero de 2010 el peticionario informó a la CIDH
que las señoras Marta María Gantenbein Chinchilla y Luz de María Juárez Chinchilla, hijas de la señora
María Inés Chinchilla Sandoval, manifestaron su voluntad de participar en el proceso como víctimas del
caso. Además, la CIDH recibió información adicional de los peticionarios el 27 de octubre de 2010. Dicha
comunicación fue debidamente trasladada al Estado. Por otra parte, la CIDH recibió observaciones del
Estado el 24 de marzo de 2011. Dicha comunicación fue debidamente trasladada a los peticionarios. El 24
de enero de 2014 la CIDH solicitó al Estado copia de la investigación preeliminar seguida por la muerte
de la señora Chinchilla, dicha información fue proporcionada por el Estado el 20 de marzo de 2014.
III.

POSICIONES DE LAS PARTES SOBRE EL FONDO

A.

Posición de los peticionarios

6.
El peticionario indicó que la señora María Inés Chinchilla Sandoval fue condenada a 30
años de prisión por los delitos de Hurto Agravado y Asesinato, pena que debía cumplirse en el Centro de
Orientación Femenino. Indicó que en virtud de las múltiples enfermedades y padecimientos que se
agravaron en su estancia en el COF, la señora Chinchilla fue hospitalizada y llevada a la emergencia de
hospitales en varias ocasiones.
7.
Sostuvo que para el 25 de mayo de 2004 la señora Chinchilla se movía en una silla de
ruedas y se cayó de una grada hacia las 8:30 am. Indicó que tras solicitar la presencia del jefe de
servicios médicos del Sistema Penitenciario, éste no se apersonó al lugar, y la persona que prestó
atención fue una enfermera quien constató que la señora Chinchilla presentaba la presión muy alta e
indicó que debía ser trasladada a un centro hospitalario. Sin embargo, falleció alrededor de las 11: 30
horas sin haber sido trasladada.
8.
El detalle sobre los hechos y el proceso de investigación relacionado con la muerte de la
señora Chinchilla Sandoval será referido en el análisis fáctico de la Comisión, sobre la base de la
información aportada por ambas partes. En esta sección se efectúa un resumen de los principales
argumentos esbozados por las peticionarias respecto de los derechos establecidos en la Convención.
9.
En cuanto al derecho a la vida, el peticionario indicó que en el COF la señora Chinchilla
no recibió medicamento, tratamiento, ni una dieta adecuada, lo que agravó su condición diabética, por
lo cual, el Estado incumplió con su deber de garantizar su derecho a la vida. En cuanto al derecho a la
integridad personal, el peticionario indicó que la falta de atención médica constituyó una forma de trato
cruel, inhumano y degradante que unido al maltrato derivado del agravamiento de su enfermedad, debe
ser considerado como tortura. Indicó que para que la señora Chinchilla fuera atendida en las clínicas del
Hospital era necesario realizar un largo trámite para que el juez autorizara su salida, perdiéndose así
algunas citas por falta de autorización o por no contarse con condiciones para llevarla al hospital.
10.
En cuanto al derecho a las garantías judiciales y a la protección judicial, señaló que la
investigación del ministerio público relacionada con la muerte de la señora Chinchilla se limitó a pedir la
desestimación del caso, por considerar que no existía acción delictiva que perseguir al tratarse de una
muerte natural. Indicó que los familiares nunca fueron notificados de las diligencias ni se les ofreció

Select target paragraph3