La Comisión ha designado a la Presidenta Esmeralda Arosemena de Troitiño y al Secretario Ejecutivo
Paulo Abrão como su Delegada y Delegado. Asimismo, Marisol Blanchard Vera, Secretaria Ejecutiva Adjunta,
Jorge Meza Flores y Erick Acuña Pereda, abogados de la Secretaría Ejecutiva de la CIDH, actuarán como
Asesora y Asesores Legales.
De conformidad con el artículo 35 del Reglamento de la Corte Interamericana, la Comisión adjunta
copia del Informe de Fondo No. 113/18 elaborado en observancia del artículo 50 de la Convención, así como
copia de la totalidad del expediente ante la Comisión Interamericana (Apéndice I) y los anexos utilizados en la
elaboración de dicho informe (Anexos).
El Informe de Fondo No. 113/18 fue notificado al Estado de Ecuador mediante comunicación de 13
de noviembre de 2018, otorgándole un plazo de dos meses para informar sobre el cumplimiento de las
recomendaciones. Tras el otorgamiento por parte de la CIDH de tres prórrogas de tres meses y un mes,
respectivamente, el Estado no presentó información sobre el cumplimiento de las recomendaciones. Además,
el Estado tampoco solicitó una prórroga conforme al Reglamento de la CIDH para tales efectos.
En virtud de lo anterior, la Comisión Interamericana decidió someter a la jurisdicción de la Corte
Interamericana la totalidad de los hechos y violaciones de derechos humanos descritos en el Informe de
Fondo No. 113/18, ante la necesidad de obtención de justicia en el caso particular.
En ese sentido, la Comisión solicita a la Corte que concluya y declare la responsabilidad internacional
del Estado de Ecuador por la violación de los derechos establecidos en los artículos 7.1, 7.2, 7.3, 7.5, 7.6
(libertad personal), 8.1, 8.2, 8.2 b), 8.2 c), 8.2 h) (garantías judiciales), 24 (principio de igualdad y no
discriminación) y 25.1 (protección judicial) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en
relación con los artículos 1.1 y 2 del mismo instrumento, en perjuicio de Jorge Villarroel Merino, Mario
Rommel Cevallos Moreno, Jorge Coloma Gaybor, Fernando López Ortiz, Amílcar Ascazubi Albán y Patricio
Vinuesa Pánchez, conforme se indica en las distintas secciones del Informe de Fondo No. 113/18.
La Comisión solicita a la Corte que establezca las siguientes medidas de reparación:
1.

Reparar integralmente a Jorge Villarroel Merino, Mario Rommel Cevallos Moreno,
Jorge Coloma Gaybor, Fernando López Ortiz, Amílcar Ascazubi Albán y Patricio
Vinuesa Pánchez a través de medidas de compensación y satisfacción, que incluyan
el daño material e inmaterial ocasionado a las víctimas como consecuencia de las
violaciones declaradas en el Informe de Fondo No. 113/18.

2.

Disponer las medidas de no repetición necesarias para asegurar que tanto la
normativa aplicable como las prácticas respectivas en materia de detención
preventiva y jurisdicción penal policial en Ecuador, sean compatibles con los
estándares establecidos en el Informe de Fondo No. 113/18. En particular, el Estado
ecuatoriano deberá garantizar que tanto en la normativa como en la práctica, la
detención preventiva sea procedente de manera excepcional, sobre la base de fines
procesales y con una revisión periódica; que la conformación de las autoridades de
la justicia penal policial cumplan con las garantías de independencia e imparcialidad
tanto en su conformación como en sus prácticas; y que las personas condenadas en
el marco de la justicia penal policial cuenten con un recurso que permita una
revisión integral de la condena ante autoridad superior jerárquicamente.

Además de la necesidad de obtención de justicia, la Comisión destaca que el presente caso involucra
cuestiones de orden público interamericano. La Comisión considera que el presente caso le permitirá a la
Honorable Corte profundizar su jurisprudencia en materia de detención preventiva en lo relativo a los
motivos que pueden sustentarla, esto es, fines procesales y no indicios de responsabilidad. Asimismo, en lo

2

Select target paragraph3