Corte Interamericana de Derechos Humanos
Caso Caesar Vs. Trinidad y Tobago
Sentencia de 11 de marzo de 2005
(Fondo, Reparaciones y Costas)

En el caso Caesar,
La Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante "la Corte", "la Corte
Interamericana" o "el Tribunal"), integrada por los siguientes jueces:
Sergio García Ramírez, Presidente;
Alirio Abreu Burelli, Vicepresidente;
Oliver Jackman, Juez;
Antônio A. Cançado Trindade, Juez;
Cecilia Medina Quiroga, Jueza;
Manuel E. Ventura Robles, Juez; y
Diego García-Sayán, Juez;
Presentes, además,
Pablo Saavedra Alessandri, Secretario; y
Emilia Segares Rodríguez, Secretaria Adjunta;
De conformidad con los artículos 29, 31, 56 y 58 del Reglamento de la Corte (en
adelante "el Reglamento")1, dicta la siguiente sentencia.
I
INTRODUCCIÓN DE LA CAUSA
1.
El 26 de febrero de 2003 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
(en adelante "la Comisión" o "la Comisión Interamericana") sometió a la Corte una
demanda contra el Estado de Trinidad y Tobago (en adelante "el Estado" o "Trinidad
y Tobago"), la cual se originó en la denuncia No. 12.147, recibida por la Secretaría
de la Comisión el 13 de mayo de 1999.
2.
La Comisión presentó la demanda, en aplicación del artículo 61 de la
Convención Americana, para que la Corte decidiera si el Estado violó "[…]el derecho
[del señor Winston] Caesar a un trato humano, consagrado en [el] artículo[…] 5(1) y
1
La presente Sentencia se dicta según los términos del Reglamento aprobado por la Corte
Interamericana de Derechos Humanos en su XLIX Período Ordinario de Sesiones mediante Resolución de
24 de noviembre de 2000, el cual entró en vigor el 1º de junio de 2001, y según la reforma parcial
aprobada por la Corte en su LXI Período Ordinario de Sesiones mediante Resolución de 25 de noviembre
de 2003, vigente desde el 1º de enero de 2004.

Select target paragraph3