3 Neira Alegría [quien] se enteró de la decisión de la Corte por medio del aviso publicado por el Gobierno Peruano los días 6 y 8 de junio en el Diario Oficial El Peruano […] en el cual se indicaba que […] el Estado peruano ha[bía] contratado fideicomisos a favor de los familiares de las víctimas Víctor Neira Alegría, Edgar Zenteno Escobar y William Zenteno Escobar […],” pero que, sin embargo, al momento de efectivizar el cobro de la indemnización correspondiente, se constató que el nombre de la señora se había consignado erróneamente, por lo que solicitó a la Corte enmendar dicha equivocación. 10. El cuarto informe del Perú de 21 de agosto de 1998 en el cual remitió copia del “Convenio de Fideicomiso de Administración de Dinero” celebrado entre el Ministerio de Defensa y el Banco de la Nación. 11. Las observaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión” o “la Comisión Interamericana”) de 21 de agosto de 1998 en las que indicó que estaba de acuerdo con los representantes “en el sentido que los tres hijos [del señor Neira Alegría] con derecho a recibir la indemnización son […] Carlos Ernesto Neira Medina, Víctor José Neira Medina y Soledad Neira Medina” y además señaló que en el proceso ante el sistema interamericano no se había podido identificar a los hijos de esta víctima debido a que se ignoraba su paradero. 12. La Resolución de la Corte Interamericana de 29 de agosto de 1998, mediante la cual decidió [r]equerir al Estado del Perú, de acuerdo con la sentencia de 19 de septiembre de 1996, que tome todas las medidas necesarias para que los señores Aquilina Medina Tapia de Neira, Carlos Ernesto Neira Medina, Víctor José Neira Medina y Soledad Neira Medina reciban el pago de las indemnizaciones que les corresponde en el presente caso, incluyendo aquellas medidas que se refieran a su acreditación como beneficiarios del fideicomiso constituido en el Banco de la Nación. 13. El escrito del Perú de 9 de septiembre de 1998 mediante el cual presentó su quinto informe sobre el cumplimiento de la sentencia y se refirió a ciertas diferencias en cuanto al apellido de la esposa de Víctor Neira Alegría, por lo que consideró necesario que se hicieran las investigaciones respectivas para determinar el dato con certeza. 14. La nota de la Secretaría de la Corte de 30 de septiembre de 1998 mediante la cual solicitó al Estado la presentación de un informe sobre el cumplimiento de la sentencia. 15. El escrito del Estado de 20 de octubre de 1998 mediante el cual presentó su sexto informe sobre el cumplimiento de la sentencia y remitió una copia del “Convenio de Fideicomiso de Administración de Dinero” celebrado entre el Ministerio de Defensa y el Banco de la Nación. Ese mismo día, el Estado informó acerca de los pagos que aún se encontraban pendientes. 16. El séptimo informe del Estado de 29 de octubre de 1998 mediante el cual señaló que “se [habían] efectuado las publicaciones del Comunicado Oficial de la Oficina de Información y Protocolo del Ministerio de Defensa para que se present[aran] los beneficiarios [de las víctimas]”; que el “Banco de la Nación informó que conforme al Convenio de Fideicomiso de Administración de Dinero, ha[bía] entregado el principal, así como los intereses a los beneficiarios Norma Alejandrina Yupanqui Montero, Corcenio Víctor Zenteno Flores, Aurea Escobar de Zenteno y Milagros Yoisy Zenteno Rodríguez”; y que, a “los Beneficiarios Legales de Víctor Neira Alegría […] [se les otorgaron] las constancias correspondientes […] para que

Select target paragraph3