2

2.
En dicha demanda, la Comisión afirmó que el Gobierno violó los artículos 1
(Obligación de Respetar los Derechos), 2 (Deber de Adoptar Disposiciones de Derecho
Interno), 4 (Derecho a la Vida), 7 (Derecho a la Libertad Personal), 8 (Garantías Judiciales)
y 25 (Protección Judicial) de la Convención, en virtud de lo cual solicitó que la Corte “decida
sobre este caso conforme a las disposiciones de la Convención, que determine la
responsabilidad por la violación señalada y que otorgue una justa compensación a los
familiares de la[s] víctima[s]”. En el alegato final, la Comisión agregó los artículos 5 y 27 y
suprimió el artículo 2.
3.
De acuerdo con la demanda, el 18 de junio de 1986 Víctor Neira Alegría, Edgar
Zenteno Escobar y William Zenteno Escobar se encontraban detenidos en el establecimiento
penal San Juan Bautista, conocido como “El Frontón”, en calidad de procesados como
presuntos autores del delito de terrorismo. Agregó la Comisión que, como consecuencia del
amotinamiento producido en ese penal en la fecha indicada, mediante Decreto Supremo Nº
006-86 JUS, el Gobierno delegó en el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas el control
de los penales y el Penal San Juan Bautista quedó incluido en las llamadas “Zonas Militares
Restringidas”. Añadió que, desde la fecha en que las Fuerzas Armadas procedieron a
debelar los motines, estas personas han desaparecido, sin que sus familiares los hayan
vuelto a ver ni a tener noticia sobre ellos.
4.
El 27 de junio de 1991 el Gobierno presentó la contramemoria en la que negó y
contradijo en todos sus términos los hechos consignados por la Comisión ante la Corte
porque no se ajustaban “a las situaciones de hecho tal como se verificaron en la realidad los
sucesos acaecidos en la isla penal 'El Frontón', con motivo del motín armado y toma de
rehenes que protagonizaron más de un centenar” de internos acusados por el delito de
terrorismo y solicitó sancionar a la Comisión por haber presentado este caso ante la Corte.
5.
El 19 de enero de 1995 la Corte dictó sentencia sobre el fondo del caso en cuya parte
resolutiva dispuso:
1.
Declara que el Perú ha violado en perjuicio de Víctor Neira Alegría, Edgar
Zenteno Escobar y William Zenteno Escobar el derecho a la vida reconocido por el
artículo 4.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en conexión con el
artículo 1.1 de la misma.
2.
Declara que el Perú ha violado, en perjuicio de las tres personas indicadas, el
derecho de hábeas corpus establecido por el artículo 7.6 en conexión con la prohibición
del artículo 27.2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.
3.
Decide que el Perú está obligado a pagar a los familiares de las víctimas, con
ocasión de este proceso, una justa indemnización compensatoria y a reembolsarles los
gastos en que pudieron haber incurrido en sus gestiones ante las autoridades
nacionales.
4.
Decide que la forma y cuantía de la indemnización y el reembolso de los gastos
serán fijados por el Perú y la Comisión, de común acuerdo, dentro de un plazo de seis
meses contados a partir de la notificación de esta sentencia.
5.
Se reserva la facultad de revisar y aprobar el acuerdo y, en caso de no llegarse
a él, la Corte determinará el monto de la indemnización y de los gastos, para lo cual
deja abierto el procedimiento (Caso Neira Alegría y otros, Sentencia de 19 de enero de
1995. Serie C No. 20, Parte resolutiva).

Select target paragraph3