Corte Interamericana de Derechos Humanos
Caso Apitz Barbera y otros (“Corte Primera de lo Contencioso
Administrativo”) vs. Venezuela
Sentencia de 5 de agosto de 2008
(Excepción preliminar, Fondo, Reparaciones y Costas)

En el caso Apitz Barbera y otros
la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte
Interamericana”, “la Corte” o “el Tribunal”), integrada por los siguientes jueces∗:
Cecilia Medina Quiroga, Presidenta;
Sergio García Ramírez, Juez;
Manuel E. Ventura Robles, Juez;
Leonardo A. Franco, Juez;
Margarette May Macaulay, Jueza, y
Rhadys Abreu Blondet, Jueza;
presentes, además,
Pablo Saavedra Alessandri, Secretario, y
Emilia Segares Rodríguez, Secretaria Adjunta,
de conformidad con los artículos 62.3 y 63.1 de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos (en adelante “la Convención” o “la Convención Americana”) y con
los artículos 29, 31, 53.2, 55, 56 y 58 del Reglamento de la Corte (en adelante “el
Reglamento”), dicta la presente Sentencia.
I
INTRODUCCIÓN DE LA CAUSA Y OBJETO DE LA CONTROVERSIA
1.
El 29 de noviembre de 2006 la Comisión Interamericana de Derechos
Humanos (en adelante “la Comisión” o “la Comisión Interamericana”) presentó, de
∗

El 28 de enero de 2008 el Juez Diego García Sayán, de nacionalidad peruana, informó al Tribunal
de su inhibitoria para conocer del presente caso “por considerar que ello resulta conveniente para la
Corte”. Indicó que es “integrante de la Comisión Andina de Juristas” y que ocupa “un cargo directivo en
dicha institución”. Consideró que “[s]i bien las funciones específicas de dicho cargo no están relacionadas
directamente a las comunicaciones o apreciaciones institucionales sobre asuntos sustantivos, […]
resulta[ba] adecuado excusar[se] de seguir participando en el conocimiento de este caso de tal forma que
no se vea afectada, de modo alguno, la percepción de absoluta independencia del Tribunal”. La Presidenta
de la Corte consideró que no se desprendía que el Juez García Sayán hubiese participado de alguna
manera, cualquiera que ésta fuese, en el presente caso o que hubiese manifestado pública o privadamente
puntos de vista acerca del litigio en curso, sus causas, manifestaciones y posibles soluciones, o bien en
torno a quienes actúan en éste en calidad de partes. Sin embargo, la Presidenta, en consulta con los
demás Jueces y de conformidad con el artículo 19.2 del Estatuto del Tribunal, estimó razonable acceder al
planteamiento del Juez García-Sayán, en relación con su decisión de que “no se vea afectada, de modo
alguno, la percepción de absoluta independencia del Tribunal” y, consecuentemente, aceptó la inhibitoria
presentada. La inhibitoria del Juez García-Sayán y la decisión de la Presidenta fueron notificadas a las
partes el 29 de enero de 2008.

Select target paragraph3