2

I
INTRODUCCIÓN DE LA CAUSA
1.
El 1 de octubre de 2004, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 50 y 61
de la Convención Americana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en
adelante “la Comisión Interamericana” o “la Comisión”) sometió ante la Corte una
demanda contra la República Federativa del Brasil (en adelante “el Estado” o “el Brasil”), la
cual se originó en la denuncia No. 12.237, recibida en la Secretaría de la Comisión el 22 de
noviembre de 1999.
2.
La Comisión presentó la demanda en este caso con el objeto de que la Corte
decidiera si el Estado es responsable por la violación de los derechos consagrados en los
artículos 4 (Derecho a la Vida), 5 (Derecho a la Integridad Personal), 8 (Derecho a las
Garantías Judiciales) y 25 (Derecho a la Protección Judicial) de la Convención Americana,
en relación con la obligación establecida en el artículo 1.1 (Obligación de Respetar los
Derechos) de la misma, en perjuicio del señor Damião Ximenes Lopes (en adelante “el
señor Damião Ximenes Lopes”, “el señor Ximenes Lopes” o “la presunta víctima”), por las
supuestas condiciones inhumanas y degradantes de la hospitalización del señor Damião
Ximenes Lopes, una persona con discapacidad mental; los alegados golpes y ataques
contra la integridad personal de que se indica fue víctima por parte de los funcionarios de
la Casa de Reposo Guararapes (en adelante “la Casa de Reposo Guararapes” o “el
hospital”); su muerte mientras se encontraba allí sometido a tratamiento psiquiátrico; así
como la supuesta falta de investigación y garantías judiciales que caracterizan su caso y lo
mantienen en la impunidad. La presunta víctima fue internada el 1 de octubre de 1999
para recibir tratamiento psiquiátrico en la Casa de Reposo Guararapes, la cual era un
centro de atención psiquiátrica privado, que operaba dentro del marco del sistema público
de salud del Brasil, llamado Sistema Único de Salud (en adelante “el Sistema Único de
Salud” o “el SUS”), en el Municipio de Sobral, estado del Ceará. El señor Ximenes Lopes
falleció el 4 de octubre de 1999 dentro de la Casa de Reposo Guararapes, al final de tres
días de internación.
3.
Agregó la Comisión que los hechos del presente caso se ven agravados por la
situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las personas con discapacidad mental,
así como por la especial obligación del Estado de brindar protección a las personas que se
encuentran bajo el cuidado de centros de salud que funcionan dentro del Sistema Único de
Salud del Estado. Consecuentemente, la Comisión solicitó a la Corte que ordene al Estado
que adopte determinadas medidas de reparación indicadas en la demanda y que reintegre
las costas y gastos.
II
COMPETENCIA
4.
La Corte es competente, en los términos del artículo 62.3 de la Convención, para
conocer el presente caso, en razón de que el Brasil es Estado Parte en la Convención
Americana desde el 25 de septiembre de 1992 y reconoció la competencia contenciosa de
la Corte el 10 de diciembre de 1998.

Select target paragraph3