RESOLUCIÓN DE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS * DE 3 DE SEPTIEMBRE DE 2020 SOLICITUD DE MEDIDAS PROVISIONALES Y SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA CASO GALINDO CÁRDENAS Y OTROS VS. PERÚ VISTO: 1. La Sentencia sobre excepciones preliminares, fondo, reparaciones y costas (en adelante, “la Sentencia”) emitida en el presente caso por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante también “la Corte” o “el Tribunal”) el 2 de octubre de 2015 1. La Corte determinó que la República del Perú (“el Estado” o “el Perú”) era internacionalmente responsable por la violación al derecho a la libertad personal y a las garantías judiciales en perjuicio del señor Luis Antonio Galindo Cárdenas (en adelante también “el señor Galindo Cárdenas” o “la víctima”), quien se desempeñaba como Vocal Provisional de la Corte Superior de Justicia de Huánuco en octubre de 1994 cuando fue privado de libertad en el cuartel militar de Yanac y fue sometido a un procedimiento en aplicación de la Ley de Arrepentimiento. La Corte determinó que el señor Galindo Cárdenas fue detenido sin motivación suficiente; no fue informado de las razones de su detención, lo que menoscabó su derecho de defensa; no fue llevado ante una autoridad que ejerciera funciones judiciales; su privación de libertad no fue registrada; la misma se prolongó algunos días pese que ya había concluido el procedimiento respectivo, y no tuvo posibilidad de presentar una acción efectiva para que un juez o tribunal decidera sin demora sobre su detención y pudiera ordenar su libertad. El Tribunal declaró que el Perú violó los derechos a las garantías judiciales y protección judicial por la omisión del Estado de iniciar en forma inmediata una investigación sobre los alegados hechos de “tortura psicológica” presuntamente cometidos en perjuicio del señor Galindo durante su detención. Además, el Tribunal determinó que el Estado es responsable por la violación del derecho a la integridad personal en perjuicio del señor Galindo Cárdenas, su esposa Irma Díaz de Galindo y su hijo, Luis Idelso Galindo Díaz. La Corte estableció que su Sentencia constituye por sí misma una forma de reparación y, adicionalmente, ordenó determinadas medidas de reparación, entre ellas la obligación de investigar y * Debido a las circunstancias excepcionales ocasionadas por la pandemia COVID-19, esta Resolución fue deliberada y aprobada durante el 136 Período Ordinario de Sesiones, el cual se llevó a cabo utilizando medios tecnológicos, de conformidad con lo establecido en el Reglamento de la Corte. 1 Disponible en: https://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_301_esp.pdf. La Sentencia fue notificada el 18 de diciembre de 2015. 1

Select target paragraph3