abdominales internos, vómitos y otras complicaciones que le causaron palidez, distensión abdominal y anorexia. 7. El peticionario alega que en consecuencia se solicitó una consulta externa en el hospital Luis Vernaza donde se le diagnosticó abdomen agudo post quirúrgico. Señalan que al ser intervenida nuevamente, se encontraron décimas de suturas, “líquido intestinal, material purulento, contenido fecal y vísceras abdominal, cubiertas con nata de fibrina […]”, por lo que se le practicaron diversos procedimientos2 y un lavado y drenaje de la cavidad abdominal pélvica. Se alega que el diagnóstico del estudio anátomo-patológico fue “abdomen agudo postquirúrgico dehiscencia de muñón apendicular”3 a consecuencia de mala práctica médica4. 8. El peticionario señala que el derrame parcial de heces al interior del intestino de la señora Suárez Peralta llevaron a los médicos a extraer parte de su intestino a fin de evitar la contaminación total de su organismo y que al momento de presentarse la petición ante la Comisión ella debía seguir una dieta estricta además de cuidados especiales en su alimentación. Asimismo, indica que la señora Suárez Peralta debía aun ser sometida a una intervención quirúrgica adicional a fin de corregir secuela de la mala práctica médica. 9. Se alega que el 3 de agosto de 2000 la señora Melba Peralta Mendoza, madre de Melba Suárez Peralta, interpuso una denuncia penal en nombre de su hija por mala práctica médica contra el doctor Emilio Guerrero Gutiérrez. Indica que el 16 de agosto de 2000 el Juzgado Primero de lo Penal del Guayas dictó Auto Cabeza de Proceso y medidas precautelatorias para el esclarecimiento de responsabilidades. El peticionario alega que durante el año 2000 el citado juzgado emitió una serie de oficios y notificaciones ordenando las investigaciones pertinentes y varias diligencias. Entre éstas, se solicitó a la Policía Nacional la práctica de exámenes médicolegales a la señora Suárez Peralta. Asimismo, el peticionario alega que se constató que el doctor Emilio Guerrero Gutiérrez no había iniciado los trámites de aprobación de actividad laboral ni de carnet ocupacional, por lo que alega que éste se encontraba ejerciendo la medicina de manera ilegal. 10. El peticionario alega que el 14 de noviembre y el 27 de diciembre de 2000 la señora Peralta Mendoza presentó quejas ante el juez debido a la demora en despachar sus escritos y atender sus pedidos de reconocimiento del lugar de los hechos. Finalmente, dicho reconocimiento fue llevado a cabo el 6 de febrero de 2001. El 22 de marzo de 2001 el Juzgado Primero de lo Penal del Guayas declaró concluido el sumario por encontrarse vencido el término y ordenó a la señora Peralta Mendoza formalizar acusación para remitir los autos al Ministerio Público a fin de que emitiera dictamen. 11. Los peticionarios alegan que la acusación fue formalizada por la señora Peralta Mendoza el 29 de marzo de 2001 y que el 29 de mayo de 2001 el Fiscal Primero en lo Penal del Guayas emitió dictamen acusatorio en contra del doctor Emilio Guerrero Gutiérrez. Asimismo, señalan que el 7 de junio de 2001 se solicitó la ampliación del sumario al doctor Wilson Benjamín Minchala Pinchú, propietario de la clínica Minchala, en razón de su complicidad al haber permitido que el doctor Guerrero Gutiérrez ejerciera medicina sin estar autorizado por el Ministerio de Salud. El 14 de agosto de 2001 el Juez Primero de lo Civil de Guayaquil ordenó que se hiciera extensivo el sumario y el Auto Cabeza de Proceso al doctor Minchala Pinchú. El 29 de agosto de 2001 los doctores Minchala y Guerrero solicitaron al juez que se declarara la 2 “Hemicolectomía derecha, más íleo transverso anastomosis”. Petición original recibida por la CIDH el 23 de febrero de 2006, pág. XXX. Cita de la versión rendida por el médico Héctor Luis Taranto Ortiz, quien atendió a la paciente. Del informe del médico legista Juan Montenegro Clavijo del 18 de septiembre de 2001 se desprende que los motivos del ingreso de la paciente fueron “fiebre, vómito, dolor abdominal, dehiscencia de sutura (parietal derecha) posquirúrgica. El 12 de julio del 2000 fue de muñón apendicular. Operación realizada: Laparotomía Reexploradora: Hemicolectomía derecha mas ileòn (sic) transverso anatomosis mas (sic) lavado y drenaje de cavidad. Hallazgos quirúrgicos: dehiscencia de muñón apendicular (sutura) peritonitis localizada, matas de fibrina. Diagnóstico Patológico: Colon Transverso e ileòn (sic): peritonitis aguda. Trombosis vascular (zona de muñón apendicular). Historia Clínica de apendicetomía hace siete días. Sepsis Abdominal.” Petición original recibida por la CIDH el 23 de febrero de 2006, pág. XXIX. 3 Petición original recibida por la CIDH el 23 de febrero de 2006, pág. XXIX. 4 El peticionario indica que el delito de mala práctica médica se encuentra tipificado en los arts. 436, 456 y 457 del Código Penal del Ecuador, pero que sólo tiene como sujetos pasivos a quienes han causado daño suministrando una sustancia. Petición original recibida por la CIDH el 23 de febrero de 2006, pág. XXX. 2

Select target paragraph3