Corte Interamericana de Derechos Humanos
Caso Caesar Vs. Trinidad y Tobago
Resolución del 21 de Noviembre de 2007
Supervisión de Cumplimiento de Sentencia

VISTOS:
1.
La Sentencia de fondo, reparaciones y costas dictada por la Corte Interamericana
de Derechos Humanos (en adelante “la Corte” o “la Corte Interamericana”) el 11 de marzo
de 2005 (en adelante “la Sentencia”)1, mediante la cual:
DECLAR[Ó],
Por unanimidad, que:
1.
El Estado violó el derecho consagrado en el artículo 5.1 y 5.2 de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos, en relación con el artículo 1.1 de la misma, en perjuicio
del señor Winston Caesar, en los términos de los párrafos 70, 73, 89 y 100 de [la] Sentencia.
2.
El Estado incumplió su obligación consagrada en el artículo 2 de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos, en relación con el artículo 5.1 y 5.2 de la misma, en
perjuicio del señor Winston Caesar, en los términos del párrafo 94 de [la] Sentencia.
3.
El Estado no violó el derecho consagrado en el artículo 8.1 de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos, por las razones expuestas en los párrafos 106 a 112 de
[la] Sentencia.
4.
El Estado violó el derecho consagrado en el artículo 25 de la Convención Americana
sobre Derechos Humanos, en relación con los artículos 1.1 y 2 de la misma, en perjuicio del
señor Winston Caesar, en los términos del párrafo 113 a 117 de [la] Sentencia.
5.
[La] Sentencia constituye, per se, una forma de reparación, en los términos del
párrafo 126 de [la] Sentencia.
Y DECID[IÓ],
Por unanimidad, que:
1.
El Estado debe pagar al señor Winston Caesar, por concepto de daño inmaterial, la
cantidad fijada en el párrafo 128 de [la] Sentencia.
2.
El Estado debe proveer al señor Winston Caesar, a partir de la notificación de [la]
Sentencia, por el tiempo que sea necesario, sin cargo alguno, por medio de los servicios
nacionales de salud, un adecuado tratamiento médico y psicológico, incluida la provisión de
medicamentos, según las prescripciones de especialistas debidamente calificados, en los
términos del párrafo 131 de [la] Sentencia.
3.
El Estado debe adoptar, dentro de un plazo razonable, las medidas legislativas o de
otra índole necesarias para derogar la Ley de Penas Corporales (para Delincuentes Mayores de
18 años), en los términos del párrafo 132 de [la] Sentencia.

1

Cf. Caso Caesar vs. Trinidad y Tobago. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 11 de marzo de
2005. Serie C No. 123.

Select target paragraph3