5. La Comisión recibió la petición el 11 de mayo de 2000 y le asignó el número 12.354. El 11 de enero de 2001 transmitió copia de las partes pertinentes al Estado, solicitándole que dentro de un plazo de 90 días presentara su respuesta, de conformidad con lo establecido en el artículo 34 del Reglamento de la Comisión, (vigente para el año 2001). La respuesta del Estado fue recibida el 2 de julio de 2001. 6. Además, la CIDH recibió información de los peticionarios en las siguientes fechas: 26 de mayo de 2001, 26 de julio de 2001, 24 de septiembre de 2001, 12 de diciembre de 2001, 18 de enero de 2002, 15 de mayo de 2002, 25 de septiembre de 2002, 21 de febrero de 2003, 4 de agosto de 2003, 23 de diciembre de 2003, 19 de enero de 2007, 14 de marzo de 2007, 17 de abril de 2007, 10 de mayo de 2007, 15 de septiembre de 2007 y 13 de noviembre de 2007. Dichas comunicaciones fueron debidamente trasladadas al Estado. 7. Por otra parte, la CIDH recibió observaciones del Estado en las siguientes fechas: 16 de noviembre de 2001, 18 de diciembre de 2001, 26 de febrero de 2002, 2 de diciembre de 2002, 2 de junio de 2003, 28 de mayo de 2004, 23 de mayo de 2007, 18 de junio de 2007, y 6 de septiembre de 2007. Dichas comunicaciones fueron debidamente trasladadas a los peticionarios. 8. El día 12 de noviembre de 2001, se realizó una audiencia donde las partes manifestaron su interés de llegar a una solución amistosa. El 8 de marzo de 2002, se realizó una reunión de trabajo en el marco del 114º período ordinario de sesiones con el objeto de hacer seguimiento al proceso de solución amistosa iniciado entre las partes. El 25 de septiembre de 2002, los peticionarios comunicaron a la CIDH que decidieron dar por terminado el proceso de solución amistosa y solicitaron la continuación del trámite del caso. 9. Mediante comunicación de fecha 9 de marzo de 2007, recibida el 14 de marzo de 2007, los peticionarios solicitaron a la Comisión la adopción de medidas cautelares para que se proteja la vida y la integridad física de los miembros de los pueblos indígenas Kuna de Madungandí y Emberá de Bayano, debido a la presunta entrada ilegal de colonos a su territorio que se agudizó desde enero de 2007. En este contexto, solicitaron que la Comisión requiera al Estado adoptar medidas para proteger de forma efectiva el derecho al territorio2. III. POSICIÓN DE LAS PARTES A. Posición de los peticionarios 10. De acuerdo a la información aportada por las partes, los pueblos indígenas Kuna de Madungandí y Emberá de Bayano habitaban la Reserva Indígena del Alto Bayano hasta 19763. Actualmente, los miembros del pueblo indígena Kuna de la región de Bayano viven en la Comarca Kuna de Madungandí4. Los Emberá por su parte, habitan en las aldeas de Ipeti y Piriati5. La Comisión solicitó información al Estado sobre la implementación de medidas efectivas adoptadas para proteger el territorio de los pueblos indígenas de Kuna de Madungandí y Emberá de Bayano; para evitar la entrada de colonos al territorio de dichos pueblos, a raíz de las supuestas entradas ilegales que están sucediendo desde enero de 2007; para garantizar la vida e integridad personal de los miembros de dichos pueblos; e informar sobre las investigaciones realizadas a raíz de los supuestos enfrentamientos denunciados por los indígenas Kuna de Madungandí y Emberá de Bayano. Igualmente se le solicitó a los peticionarios información detallada sobre los actos de hostigamientos, amenazas y enfrentamientos mencionados en su solicitud; y explicar los motivos que han permitido que los hechos ocurridos desde enero de 2007 se acentúen. Ambas partes presentaron la información adicional solicitada por la Comisión. 3 Poder Legislativo Nacional, Ley 18 de 1934. Artículo 1o Declárense reservas Indígenas la tierras baldías en los siguientes lugares […] Región indígena del Alto Bayano. 4 Los peticionarios indican que la Comarca Kuna de Madungandí fue creada en 1996, mediante Ley Nº 24 de 12 de enero de 1996, y está localizada al Este de la Provincia de Panamá, distrito de Chepo en el área conocida como Alto Bayano. La Comarca Madungandí está constituida por 12 comunidades del Pueblo Kuna. 5 Los peticionarios indican que las comunidades de Ipetí y Piriatí han intentado obtener el reconocimiento legal de sus tierras a través de gestiones políticas ante el poder legislativo para lograr la aprobación de una ley de tierras colectivas sin aún obtener resultados. 2 2

Select target paragraph3